Cambios en el soporte de Service Packs

Desde hace unos días, y tal como habíamos comentado con el Windows Vista, la compañía Microsoft ha decidido realizar unos cambios en el soporte técnico que tiene cada versión del sistema operativo, teniendo en cuenta si tiene o no instalado un Service Pack.

A esto se le han sumado unas políticas que cambian la cantidad de servicios que tiene un usuario a la hora de manifestarse un problema técnico o registrar un error.

En primer lugar, si la falla encontrada requiere desarrollar un parche o actualización de seguridad, simplemente se recibe un aviso sugiriendo la actualización a un Service Pack superior.

A esto se le suma que, tal como adelantamos anteriormente, ya no se estarán desarrollando parches o actualizaciones para aquellas ediciones RTM de los sistemas operativos anteriores al Windows 7, por lo que han sugerido la instalación de un Service Pack para ganar estos beneficios.

Si bien anteriormente se sugería la instalación de un Service Pack, ahora los usuarios se verán con mayor obligación a ello, bajo riesgo de tener un ordenador desprotegido.


Escribe un comentario