El Windows 7 se lleva bien con las aplicaciones de código abierto

Una de las principales preocupaciones de los programadores autónomos es la compatibilidad con los diversos sistemas operativos, teniendo como principal objetivo, por cuestiones obvias, a aquellos provistos por Microsoft.

Por suerte de muchos usuarios, el nuevo Microsoft Windows 7 ha registrado no solo muy buena estabilidad con las aplicaciones de grandes compañías, sino también por aquellas de código abierto, generalmente realizadas por un grupo reducido de programadores y bastante sencillas.

Las diversas estadísticas indican que, a Diciembre del 2009, el nuevo Windows 7 es compatible con hasta un 82% de las aplicaciones de código abierto, sin registrar problema alguno e inclusive pudiendo interactuar con los programas provistos por Microsoft.

Estas estadísticas se contraponen levemente con las obtenidas en el año 2005, donde el 72% de las aplicaciones de programadores independientes eran compatibles con los sistemas operativos de Microsoft.

Gran parte de esta creciente compatibilidad está dada a la etapa de pruebas abierta a una gran parte de programadores, donde no solo se ofrecían soluciones para el Microsoft Windows 7, sino también para las aplicaciones destinadas a él.


Escribe un comentario