“No habrá mucho nuevo” en el Windows Phone 7

En un año de actualizaciones y de muchos cambios, parece que los programadores de Redmond no buscarán enfatizar demasiado en las aptitudes del Microsoft Windows Phone 7, según han dado a conocer recientemente en sus respectivos blogs de desarrollo.

Esta tendencia, de no revertirse en lo que resta del año, hará que sus principales competidores (el iPhone con el iOS, y los distintos móviles que utilizan el sistema operativo Android, proveniente de Google) saquen una gran ventaja respecto a la firma de Redmond.

Según se ha dado a conocer, solamente habría tres cambios sustanciales, que por el momento no atraerían demasiado, y hasta han decepcionado a sus usuarios, quienes esperaban mucho más.
Los cambios serían una mejora en la carga de aplicaciones y juegos (se trabajó en su velocidad) una mayor comodidad utilizando Microsoft Marketplace y se ha mejorado la funcionalidad de Cortar-Pegar.

Lo más reclamado, la utilización del teléfono como un módem de banda ancha a través de un puerto USB, por el momento solo estará disponible en el iPhone y los móviles basados en Android.

Punto en contra para Microsoft…


Escribe un comentario