Un virus destroza el arranque del Windows 7

Una nueva amenaza ha puesto en vilo a todos los programadores de Redmond e investigadores de laboratorios Antivirus, siendo una de las que más daño ha causado al Microsoft Windows 7 y que ha generado una alerta.

Se trata del Win32/Yonsole.A, un troyano que tiene, entre otras cualidades, la habilidad de detener el arranque del sistema operativo, impidiendo el inicio de cualquier aplicación y haciendo que el ordenador quede inutilizado.

Según informaron los programadores de Microsoft, este virus realiza una modificación del sector de arranque maestro del Sistema Operativo (Master Boot Record)


Los últimos registros de un virus que sea capaz de esto existieron en la época del DOS, solo que en esta ocasión el ordenador queda “congelado” en el momento del inicio del Windows 7.

A su vez, por tratarse de un troyano, permite que el atacante tome control remoto del sistema, y ejecutar todo tipo de acciones.


Escribe un comentario