Windows 7 vs Ubuntu 9.10 (Primer Round)

Tal como si fuera una pelea de boxeo, existe una eterna batalla entre los usuarios de los sistemas operativos Windows y Ubuntu, que sería básicamente lo mismo que decir, entre Microsoft y Linux.

Existen diferencias sustanciales, similitudes y contrariedades entre ambos sistemas operativos, lo que podría llevar a pensar que la perfección solo se lograría en una utópica unión entre los programadores Linux y los trabajadores de Microsoft.

A continuación, las diferencias y puntos a favor o en contra a la hora de instalar estos sistemas operativos:

Como puntos a favor, podremos destacar que el Microsoft Windows 7 tiene un instalador fácil de utilizar, sin necesidad de contar con amplios conocimientos de informática y, a diferencia de sus predecesores, es bastante rápido.

El Ubuntu 9.10 tiene un punto a favor respecto al nuevo Windows gracias a la opción que permite probarlo antes de instalarlo en el sistema, la funcionalidad Live CD.

Además de ello permite ser ejecutado inclusive en ordenadores con otros sistemas operativos instalados (por dar un ejemplo, el Windows 7) sin generar conflictos en el inicio del sistema o consumir muchos recursos.

Si bien esta contienda parece haberla ganada Ubuntu, debemos considerar que la distribución de este SO es inferior, y a excepción de que algún amigo nos acerque un CD, debemos navegar por la red un largo rato y rezar de que nuestro ordenador no se infecte intentando descargar un .ISO

Si el Ubuntu tuviera mayor popularidad y distribución, sin lugar a dudas sería el mejor a la hora de instalar un sistema operativo.


Escribe un comentario