Windows 8, una repetición de su antecesor

Continuando con los adelantos devenidos de su desarrollo (por el momento, apenas abandonando la etapa de planificación) ha trascendido de que, si bien se tratará de un sucesor, el Windows 8 no ofrecerá modificaciones drásticas.

Es que la popularidad del Microsoft Windows 7 es tan grande, que los desarrolladores de Redmond han optado por no generar un contraste como ha sucedido con el Microsoft Windows Vista que además de contar con un cambio por demás notorio respecto a su antecesor, contaba con muchísimos problemas de programación y, sobre todo, compatibilidad.

Es por ello que han decidido poner confianza ciega en el Windows 7, al que le harán unas modificaciones acordes a nuevas funcionalidades, y sin afectar demasiado a su diseño y su utilización, será entonces una especie de “repetición” de este sistema operativo vigente.


Escribe un comentario