Te enseñamos a activar la aceleración por hardware en Windows 10

Generalmente, como usuarios, solemos medir la experiencia que ofrece un ordenador por la velocidad con la que ejecuta las tareas. Aunque podría parecer simplista, la realidad es que la idea de la tecnología en el campo de la informática es automatizar y reducir el tiempo de espera para obtener resultados. Por ello, si notas que tu equipo va un poco lento al abrir ciertos programas, te enseñaremos la forma de activar la aceleración por hardware en Windows 10.

Esta es una alternativa que le permite a los ordenadores modernos apoyarse en otra pieza de hardware, como la tarjeta gráfica, para potenciar la ejecución de ciertas tareas o programas.

¿De qué se trata la aceleración por hardware?

La aceleración por hardware es el proceso en donde un software comparte la ejecución de las tareas con otro componente del ordenador, además de la CPU. Es decir, un programa puede aprovechar el poder de cómputo de la GPU para apoyar a la CPU y llevar a cabo los procesos con mayor rapidez.

Aunque hay diversas piezas de hardware que pueden servir de apoyo para la aceleración, la tarjeta gráfica es el componente más ocupado por sistemas operativos y programas. En ese sentido, si quieres activar la aceleración por hardware en Windows 10, debes contar con un equipo potente en el apartado gráfico.

En caso de que no cumplas con los requisitos, la opción para habilitar esta característica no aparecerá en tu sistema.

¿Cómo puede ayudarme la aceleración por hardware en Windows 10?

Esta característica es sumamente útil para aquellos usuarios que perciben la ralentización del sistema al ejecutar ciertos programas. Por ejemplo, quienes se dedican al área de diseño o edición audiovisual, requieren trabajar con aplicaciones que suelen ser muy exigentes para los recursos del sistema. La CPU ve comprometida buena parte de su poder de cómputo, lo que hace que el resto de las tareas que sostienen al sistema, se realicen con más lentitud.

De manera que, al activar la aceleración por hardware en Windows 10, los programas en cuestión descargan parte de sus procesos en la GPU. Así, con la CPU recibiendo apoyo, se abre la posibilidad de que el sistema recuperé su fluidez, al incrementar su disponibilidad de recursos.

En ese sentido, podemos decir que esta característica le dará potencia adicional a tu ordenador, sobre todo en esos procesos en donde los recursos del sistema se ven más limitados. Si trabajas con determinados programas que son exigentes para tu equipo, lo más seguro es que habilitar esta opción te brinde la experiencia que requieres para trabajar tranquilamente.

Pasos para activar la aceleración por hardware en Windows 10

Existen un par de métodos que podemos ocupar para activar esta opción en tu ordenador. El primero es a través de la configuración del sistema y el segundo, por medio de las propiedades del adaptador de pantalla. Vamos a revisarlos.

Método 1

En primer lugar, debemos abrir el menú de configuración de Windows 10 y para ello, presiona la combinación de teclas Windows+I.

Luego, haz click en la opción «Sistema».

Configuración

De forma predeterminada estaremos en la sección «Pantalla» de este nuevo menú. Desplázate hasta el final y haz click en la opción «Configuración de gráficos».

Configuración de gráficos

De inmediato, pasarás a una nueva pantalla en donde verás la opción «Programación de GPU acelerada por hardware» y justo debajo está el control para activarla. Hazle click y habrás habilitado la aceleración por hardware en Windows 10.

Habilitar aceleración de hardware

Debemos resaltar el hecho de que es posible confundir la opción «Configuración de gráficos» con otra que se encuentra en el mismo menú identificado como «Configuración de elementos gráficos». Si no te aparece la primera opción, es porque tu ordenador no es compatible con la aceleración por hardware.

Método 2

Si no tienes la Configuración de Gráficos en tu sistema, debes saber que no todo está perdido, porque podemos seguir otro camino para activar la aceleración de hardware en Windows 10. No obstante, si este tampoco funciona, quedaría confirmado que tu ordenador no soporta esta característica.

Para comenzar, ingresa en el menú de configuración de Windows 10, presionando la combinación de teclas Windows+I.

De inmediato, ingresa en la sección «Sistema«.

Configuración Windows 10

Esto te llevará por defecto a las opciones del menú «Pantalla«. Desplázate hasta el final de la ventana y haz click en «Configuración avanzada de pantalla«.

Configuración avanzada de pantalla

En este apartado debes hacer click en la opción «Mostrar las propiedades del adaptador de pantalla«.

Mostrar las propiedades del adaptador de pantalla

Acto seguido se desplegará una pequeña ventana con algunas pestañas, debes ingresar en la que se identifica como «Solucionar problemas» y ahí verás la opción para activar la aceleración de pantalla en Windows 10.

Es posible que se presenten escenarios en donde se muestra la pestaña «Solucionar problemas«, pero inhabilitada. Otro muy común es poder ingresar a la pestaña en cuestión, pero que la opción para habilitar la aceleración se vea en gris. Todo esto no son más que indicadores de que la característica no es compatible con el ordenador.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.