¿Actualizar o no actualizar a Windows 10?; 5 razones para NO hacerlo

Windows 10 Menú de inicio

Microsoft ya ha anunciado de forma oficial que el próximo 29 de julio se terminará de forma definitiva el período para poder actualizar de una forma gratuita al nuevo Windows 10. Esta posibilidad está disponible desde el día en el que el nuevo sistema operativo llegó al mercado, para todos los usuarios que tienen instalado Windows 7 o Windows 8.1.

A pesar de que ya han sido millones de usuarios los que se han beneficiado de esta posibilidad, todavía son muchos los que se muestra reacios a dar el salto hacia el nuevo Windows 10. Para poneros la cosas un poco más fáciles y daros alguna información necesaria hoy vamos a daros 5 razones por las que no debes de actualizar a Windows 10 antes del próximo 29 de julio, por mucho que la actualización sea gratuita y alabada por casi todos.

Antes de comenzar, quiero dejar claro que ni mucho menos queremos criticar con este artículo a Microsoft o al nuevo Windows 10, pero si dejar claro que al igual que muchos usuarios tienen razones para actualizar su ordenador, hay otros muchos que las tienen para no hacerlo. Hablando en primera persona, yo mismo he decidido actualizar mi ordenador de trabajo a Windows 10, pero sin embargo mi ordenador personal que uso para mi divertimento no lo he actualizado, al menos de momento, debido a algunas de las razones a las que vamos a echar un vistazo justo a continuación.

Tu ordenador no cumple con los requisitos mínimos

Windows 7

Windows 10 es un sistema operativo que no necesita demasiados requisitos, pero sí que necesita de algunos que por desgracia no están presentes en todos los dispositivos que tenemos en nuestra casa. Cualquier usuario que quiera instalar el nuevo sistema operativo de Microsoft en su ordenador deberá de tener al menos 20 GB de espacio de almacenamiento en el disco duro para instalar la versión de 64 bits y 16 GB para la de 32 bits.

En cuanto al procesador este deberá de tener al menos una velocidad de 1 GHz y asociada una memoria RAM de 2 GB para la versión de 64 bits y 1 GB para la versión de 32 bits. En cuanto a la tarjeta de vídeo deberá de tener capacidad para DirectX 9.

Estos son los principales requisitos que deberá de tener nuestro ordenador para poder actualizarlo a Windows 10 y que sobre todo funcione de la forma más correcta y sin darnos ningún problema. Si tu dispositivo no cumple con estos requisitos ya tienes la primera razón, de gran peso para no actualizar al nuevo software de la compañía con sede en Redmond.

No quieres que nadie te obligue a nada

Microsoft está tratando de que la mayoría de usuarios que actualmente usan Windows 7 o Windows 8.1 actualicen al nuevo Windows 10, de una forma que en muchas ocasiones roza lo razonable. Con estas presiones por parte de los de Redmond muchos usuarios se han sentido presionados y obligados a hacer algo que no necesitan o no desean actualizarse.

Windows 10 es un gran sistema operativo, potente y con un diseño renovado, pero que alguien te obligue de muy variadas formas a actualizarte a este sistema operativo, puede que deje de ser interesante, y termine por convencer al usuario de que por muy bueno que sea el nuevo software haya que actualizarse.

Si usas periféricos viejos u obsoletos

Microsoft

Los periféricos han sido un problema desde que Windows 10 se estrenara en el mercado y aunque a día de hoy la mayoría de fabricantes de este tipo de dispositivos han ido actualizando los drivers para hacerlos compatibles con el nuevo sistema operativo, todavía hay algunos que no lo han hecho ni lo van a hacer.

Si usas algún periférico antiguo, al que le has cogido cariño y no quieres dejar de usar, no debes de actualizar a Windows 10 porque es muy posible que puedas quedarte sin poder hacer uso de ello. Otra posibilidad interesante es que actualices para comprobar el buen funcionamiento de los periféricos  y en el caso de que no funcionen siempre podrás regresa a Windows 7 o Windows 8.1 sin demasiado problema desde el panel de control de Windows 10.

Te gusta tu Windows actual

Actualización

Las personas somos como se suele decir animales de costumbres, y a muchos usuarios no nos gustan nada los cambios. Cambiar de Windows 7 o Windows 8.1 a un nuevo Windows pude ser algo a lo que no nos podamos acostumbrarnos o bien no queramos. Esto puede ser una razón más que suficiente para decidir no dar el salto al nuevo Windows 10.

Si por ejemplo no utilizas demasiado tu ordenador, y estás ya muy acostumbrado a él, tal vez dar el salto al nuevo sistema operativo de los de Redmond pueda desconcertarte y no servirte para demasiado. Eso sí, en este caso concreto nuestra recomendación es que des el salto a Windows 10 porque tarde o temprano tendrás que hacerlo y a lo bueno, como en este caso es el nuevo software de Microsoft, te acabarás acostumbrando de una forma muy rápida.

Te preocupa la privacidad

windows 10 malware

Windows 10, al igual que la mayoría de los sistemas operativos presentes actualmente en el mercado, deja nuestra privacidad un tanto tocada. Y es que por ejemplo envía retroalimentación automática a Microsoft, asigna parte de la banda ancha de tu dispositivo para su servicio de actualización P2P o incorpora anuncios a nuestro menú de Inicio. Todas estas opciones se pueden desactivar, pero vienen activadas de forma nativa, poniendo en peligro nuestra privacidad.

A muchos usuarios esto les da exactamente igual, pero a otros muchos les preocupa y mucho. Windows 10 recopila muchos más datos que por ejemplo Windows 7 o Windows 8, por lo que si eres muy celoso de tu privacidad, esta puede ser una razón más que de peso para no actualizar tu ordenador al nuevo sistema operativo de los de Redmond.

Tan solo faltan unos días para poder actualizar a Windows 10 de una forma gratuita y todavía son muchos los usuarios que no hemos actualizado nuestro o nuestros ordenadores al nuevo software. Si tenemos alguna duda ha llegado el momento de pensar con calma si queremos dar el paso al nuevo Windows o quedarnos donde nos encontramos. Hoy os hemos mostrado algunas razones para no hacerlo, que no demasiadas, aunque en los próximos días os mostraremos algunas para dar el paso y que ya os adelantamos que serán muchas más de las que hoy hemos repasado.

¿Has decidido ya no actualizar de forma gratuita al nuevo Windows 10?. Cuéntanos tus razones en el espacio reservado para los comentarios de esta entrada o bien a través de alguna de las redes sociales en las que estamos presentes.


Un comentario

  1.   IOS 5 Forever dijo

    No he actualizado ni lo hare Jamas. O microsoft rectifica y se deja de chorradas minimalistas-cutres o simplemente me quedare con Windows 7 hasta que reviente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *