Aumentan los requisitos mínimos de Windows 10

Con cada actualización del sistema operativo Windows se han ido incrementado los requerimientos mínimos del equipo necesarios para poder proporcionar una experiencia adecuada al usuario. Todo ello de una forma coherente con la evolución técnica de los dispositivos, permitiendo en la mayoría de los casos emplear hardware antiguo para ejecutar el software más reciente.

Los requisitos técnicos de Windows 10 sorprendieron gratamente por resultar especialmente asequibles. Bastaba un equipo con procesador de 32 bits, 1 GHz de velocidad, 1 GB de memoria RAM, una tarjeta gráfica que fuera compatible con DirectX 9 y 15 GB de almacenamiento interno. La próxima actualización del sistema requerirá una mejora de dichas características, siendo la más notable la memoria RAM, que pasará de 1 GB a 2 GB mínimos.

La próxima gran actualización de Windows 10, programada para el próximo 29 de julio y denominada Anniversary, promete elevar los requerimientos mínimos de este sistema para poder ejecutarse con fluidez en los equipos domésticos. Aunque el sistema continuará permitiendo su instalación, dichos requerimientos deberán respetarse si se desea una experiencia adecuada del sistema. Este cambio afectará especialmente a los fabricantes de hardware (especialmente de ordenadores portátiles), que deberán actualizar sus dispositivos para hacer frente al gran cambio que se avecina.

Concretamente, a partir de la próxima actualización Windows 10 requerirá 2 GB de memoria RAM para funcionar correctamente. Además, se incorporarán funciones de seguridad orientadas a la nueva plataforma de seguridad Trusted Platform Module (TPM) 2.0, orientada a fines criptográficos y cifrado de seguridad en discos. Aunque actualmente se soportaban las versiones 1.2 y 2.0 de dicha plataforma, con la nueva actualización sólo la versión 2.0 de este sistema tendrá plena operatividad en Windows 10.

Otro cambio que surtirá también efecto es el relacionado con el tamaño de la pantalla del dispositivo. Hasta el momento, Windows 10 Mobile podía ejecutarse en teléfonos y tabletas con pantalla de hasta 7,9 pulgadas y la versión de escritorio de las 8 pulgadas en adelante. A partir de ahora se soportarán en la versión móvil las pantallas de hasta 9 pulgadas y la versión de escritorio admitirá aquellas con al menos 7 pulgadas de tamaño.

Finalmente, Microsoft actualizó Windows Mobile para dar soporte al chip de Qualcomm Snapdragon 820, pero sólo con arquitectura de 32 bits. Con ello quedaban excluidos los dispositivos que funcionaban con procesador ARM de 64 bits. Sin embargo, los representantes de la compañía adelantaron que actualmente se estaba desarrollando un compilador ARM de 64 bits, por lo que se espera a finales llegue el soporte a los mismos.

 

 


Categorías

Windows 10

Conchi Sicilia

Nací en los 80 y desde pequeña me sentí atraída por todo tipo dispositivos digitales. Con 9 años mi padre me regaló mi primer ordenador, un... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *