Cómo bloquear la instalación de aplicaciones en Windows 10

La nueva actualización de Windows 10 trae bastantes mejoras y novedades a Windows 10. El campo de la seguridad se ve bastante favorecido con esta actualización y con ello la tranquilidad de muchos usuarios.

Gracias a Creators Update, los usuarios de Windows 10 podemos bloquear la instalación de aplicaciones a usuarios que no sean administradores de sistema, algo práctico para muchos equipos que son controlados por varios usuarios y que por lo tanto la seguridad no es tan alta como en otros equipos.

Claro está, para limitar la instalación de ciertas aplicaciones, además de ser administradores de sistema, hemos de tener instalado la última versión de Windows 10, Creators Update para ser más concretos.

Microsoft Store podrá ser la única vía para los usuarios después de bloquear la instalación de aplicaciones

Una vez que tengamos esto, hemos de ir a Ajustes. Dentro de Ajustes hacer clic en Aplicaciones y de ahí ir a Características y Aplicaciones. En esta pantalla, en la parte superior veremos una opción que se llama “Instalación de Aplicaciones“. Esta opción es la que debemos de modificar y cambiar para que sólo se pueda instalar apps de Microsoft Store. Existen otras opciones como poder instalar desde cualquier sitio, advertir de su instalación o la opción que hemos escogido.

Esta opción es la más segura pues sólo permitirá a los usuarios instalar apps de Microsoft Store, Store que se revisa día a día en busca de código malicioso, por lo que es una opción limpia. Y si queremos restringir aún más esto, podemos hacer que los usuarios tengan que introducir una contraseña para utilizar Microsoft Store (esto se hace en las opciones avanzadas de la store), siendo casi imposible la instalación de aplicaciones en Windows 10.

Esto es especialmente útil en equipos de aulas de informática o en ordenadores de empresa, equipos que tienen que tener mucha seguridad pues están conectados a redes privadas y pueden así contagiar a otros equipos en caso de virus o amenazas. En cualquier caso, lo necesitemos o no, es algo útil y fácil de hacer ¿no creéis?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *