Cómo activar el TPM de tu PC

TPM

Si estás pensando en instalar Windows 11, te interesará saber cómo activar el TPM de tu PC. Y es que, para poder usar la última versión del sistema operativo de Microsoft, es absolutamente imprescindible con disponer de un chip TPM 2.0.

¿Por qué esa necesidad? Lo más importante es que este es un chip concebido específicamente para mejorar el cifrado del ordenador, un chip que no todos los equipos tienen. Incluso los más modernos. Es muy probable que, aunque el ordenador que manejas tenga solo 1 ó 2 años de antigüedad, no sea compatible con Windows 11 por esta razón.

En primer lugar, vamos a explicar qué es exactamente el TPM y cuál es su utilidad. Ante todo, hay que decir que TPM son las siglas de Trusted Platform Module. En español, «módulo de plataforma de confianza». Precisamente de eso estamos hablando: de un interesante sistema de seguridad para nuestros ordenadores.

Qué es el chip TPM

Explicado en pocas palabras, podemos definir el chip TPM como una solución de Microsoft que forma parte del proceso de inicio de un equipo y que es capaz de proteger nuestros datos, a fin de que la información almacenada esté a salvo de miradas indiscretas.

Los chips TPM se encuentran físicamente separados de la CPU principal, aunque sí están conectados al circuito principal del ordenador. La gran ventaja de esto es que la información sensible se almacena en el TPM del ordenador, un reducto inexpugnable ante ataques que puedan haber afectado al resto del equipo. Incluso cuando el ordenador está infectado con un malware o virus, sus funcionalidades básicas estarán fuera de peligro gracias al TPM.

Este chip incorpora varios mecanismos de seguridad física como un procesador de criptografía. De hecho, esta es su función más destacada, cuya principal misión es almacenar claves o información cifrada acerca de nuestras credenciales. Por otra parte, al tratarse de un chip basado en hardware, para un atacante externo es mucho más complicado acceder a nuestros datos, que no estarán almacenados en la memoria.

Desde el año 2016 existe la obligatoriedad de instalar el chip TPM 2.0 en todos los dispositivos que funcionen con Windows, aunque hasta Windows 10 era suficiente la primera versión del TPM. En el caso de Windows 11, como decíamos al principio del post, es imprescindible, ya que lo vamos a necesitar para la instalación del sistema operativo. Estas medidas se enmarcan dentro de la nueva política de seguridad de Microsoft, entre las que figura también el lanzamiento de Windows Defender y otros programas.

La realidad es que este chip viene instalado en estado pasivo en muchos equipos. Dicho de otro modo: viene instalado de fábrica, pero desactivado. Para poder hacer uso de él hay que activarlo de forma manual, como explicamos a continuación.

Cómo activar el chip TPM

tpm

Existen varios métodos para activar el TPM de tu PC. Te los explicamos a continuación. El primer paso debe ser averiguar cuál es la versión que tenemos instalada en nuestro ordenador siguiendo estos pasos:

  1. Primero vamos al menú de Inicio.
  2. Luego pulsamos el icono de engranaje para abrir la Configuración.
  3. Allí seleccionamos la opción de Actualización y Seguridad.
  4. En la columna de la izquierda, hacemos clic en Seguridad de Windows.
  5. A continuación, en las opciones de Áreas de Protección elegimos la de Seguridad del dispositivo.
  6. Seleccionamos Procesador de Seguridad, donde aparecen todos los detalles (ver imagen de arriba).

Si, al ejecutar estos pasos, no hallamos a la vista la sección Procesador de seguridad, significará que el TPM de nuestro equipo está deshabilitado.

Para estar más seguros, podemos usar otro método: abrir el menú de inicio y en él escribir el texto tpm.msc. Aparecerá un programa con ese nombre. Al abrirlo, podemos encontrarnos con dos resultados:

  • Que se muestre el resultado «No se encuentra TPM compatible», lo cual quiere decir que será necesario instalarlo.
  • Que aparezca la información del TPM. Eso significa que sí está instalado, aunque es posible que se encuentre desactivado y haya que activarlo manualmente.

Activación manual en BIOS UEFI

Para activar el TPM de tu PC, una vez comprobado que este se encuentra ya instalado en el equipo, tenemos que asegurarnos de que nuestra placa base tiene el conector TPM y que disponemos de una BIOS de tipo UEFI. Hechas estas comprobaciones, el método a seguir es este:

  1. Antes de empezar, tenemos que apagar el ordenador y volverlo a encender.
  2. Cuando se esté ejecutando el inicio, en algún momento aparecerá un cartel que nos indica Press X* to enter Setup. Es la tecla que nos permitirá acceder a la BIOS.
  3. Una vez dentro de la BIOS, hay que buscar la sección del TPM, que suele estar alojada en el apartado de seguridad.
  4. Finalmente, activamos la opción y guardamos los cambios antes de salir.

(*) Esta «X» puede ser cualquier otra tecla. Puede ser por ejemplo Supr, F8, F9 ó F12, dependiendo de cuál sea nuestra BIOS.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.