Te explicamos cómo activar tu sistema operativo Windows 10

Windows 10

Microsoft Windows se encuentra en el primer lugar de la lista de los sistemas operativos más usados en todo el mundo. Su popularidad se debe a una combinación de eficiencia y facilidad de uso, que le ha permitido generar familiaridad en los usuarios. Sin embargo, sus bondades tienen un precio, puesto que, utilizarlo implica la compra de una licencia. En ese sentido, hoy queremos explicarte cómo activar Windows 10 y los mecanismos disponibles para lograrlo.

Esto te será muy útil si has comprado un nuevo ordenador, si quieres formatear el que tienes o si has recibido la notificación de que debes activar el sistema operativo. La idea es que conozcas los caminos que puedes tomar y evitar los procesos de validación pirata que ponen en riesgo la estabilidad y seguridad del sistema.

Tipos de Licencia de Windows

Microsoft

Antes de hablar acerca de cómo activar Windows 10, debemos tener claro los mecanismos que existen para lograrlo. En ese sentido, es necesario conocer los tipos de licencia que se manejan en el entorno Windows para ocuparlo de forma legal.

Licencias OEM

Cuando compramos un nuevo ordenador con Windows, generalmente viene con licencia OEM. Se trata de un tipo de licencia que es otorgada por el desarrollador del sistema, en este caso Microsoft, a las marcas de ordenadores, a fin de que sea incorporada de fábrica. La ventaja de esta licencia es que hace mucho más económico el costo de adquisición al venir junto al equipo que compramos.

No obstante, su mayor desventaja es el hecho de ser intransferible. Esto quiere decir que, la licencia está atada al hardware y si cambias de ordenador, no podrás usarla nuevamente.

Licencias Retail

Por su parte, la licencia Retail es aquella que podemos obtener comprándola desde la Tienda Microsoft o en cualquier distribuidor autorizado. Su diferencia fundamental con las anteriores, además de no venir preinstalada en el sistema operativo, es la posibilidad de ser transferida a otros equipos. En ese sentido, si adquiriste una licencia Retail y quieres formatear tu ordenador o comprar otro, podrás activarlo tranquilamente, siempre y cuando corresponda a la misma versión del sistema.

Este tipo de licencias llegan en forma digital a través de una clave de producto a través de la cual generamos la validación del sistema.

¿Cómo activar Windows 10?

Windows ofrece diferentes caminos para la activación del sistema. En ese sentido, lo primero que deberás tener a mano será la clave de producto que adquiriste previamente y aplicar el proceso dependiendo del escenario en el que te encuentres.

Durante la instalación

Cómo activar Windows 10

Si compraste una clave de producto para hacer una instalación desde cero, tendrás la posibilidad de activar el sistema directamente durante el proceso. Justo antes de entrar en el paso referente a las particiones de disco, el instalador solicitará tu clave de producto. De esta manera, al finalizar la tarea tendrás el sistema operativo validado y listo para usar.

Con el sistema instalado

También puede darse el caso de que tenemos una instalación lista, pero todavía no hemos activado el sistema. Es decir, adquirimos la clave luego de instalar Windows o cuando este nos arrojó el mensaje de que debemos validarlo. En esta situación el proceso es bastante simple y comienza con dirigirte a la configuración presionando las teclas Windows+I.

Configuración Windows 10

Esto desplegará una ventana con varias opciones, haz click en «Actualización y Seguridad«. Luego, haz click en la opción «Activación» y después en «Cambiar clave del producto«.

Cambiar clave del producto

A continuación, sigue las instrucciones e ingresa el código de la licencia que compraste.

¿Por qué no emplear activadores y soluciones de terceros?

Windows

Windows es un sistema operativo que con el paso del tiempo y tras cada versión ha logrado establecer mejoras importantes para ser seguro y estable. Sin embargo, para garantizar estas características, Microsoft requiere que sigamos todos lineamientos oficiales que proporcionan. Por ello, es necesario que descartemos soluciones de terceros que prometen validar el sistema de forma gratuita, aunque también hay otras razones de peso.

Estos validadores llevan a cabo un proceso que resulta transparente para los usuarios, es decir, cuando los ejecutamos, no sabemos lo que pasa detrás. Si bien es posible que se genere una validación de Windows, también es factible el hecho de que el programa abra puertas traseras o conexiones ocultas a servidores que no son los de Microsoft. De esta manera, estamos poniendo en completo riesgo la seguridad del sistema y también de los datos que manejamos.

Por otra parte, al conocer las operaciones que llevan a cabo los activadores, notamos que hay desde conexiones a servidores, hasta modificaciones en el registro. Estas acciones son realmente delicadas al punto de que pueden hacer inestable el sistema, ralentizarlo, generar cuelgues o comportamientos no esperados. Incluso, existen soluciones que más que activar el producto, lo que hacen es quitar la notificación, por lo que no estaremos frente a lo que realmente ofrece Microsoft con su licencia.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.