Cómo activar y desactivar el inicio rápido en Windows 10

Los ordenadores con Windows 10 cuentan con una opción llamada inicio rápido. Gracias a la misma el equipo va a tardar menos en cargar a la hora de encender. Lo que pasa es cuando usamos esta opción el equipo no se apaga del todo, sino que es una especia de hibernación y apagado. Gracias a esto el encendido del ordenador lleva menos tiempo. Por lo que eso es lo que ganamos.

Se trata de una función que viene activada por defecto en los ordenadores con Windows 10. Por eso, podemos hacer uso de ella. Aunque es una función que genera problemas, por eso muchos apuestan por desactivarla. Nosotros te enseñamos los pasos que hay que llevar para activar o desactivar el inicio rápido en Windows 10.

El proceso es el mismo en los dos casos. Por lo que os resultará sencillo de seguir y así sabéis en todo momento los pasos que tenemos que seguir para poder lograr esto. Lo primero que hay que hacer es acudir al panel de control. Por tanto, escribimos panel de control en la barra de tareas y accedemos.

Una vez allí tenemos que acudir al apartado de sistema y seguridad, el primero que nos sale de todos, como podéis ver en la imagen. Cuando hayamos entrado en este apartado tenemos que acudir a la opción llamada Opciones de energía. Pinchamos en la misma y se abre una nueva ventana con diversos apartados. Uno de ellos se llama Cambiar las acciones de los botones de inicio/apagado. Pinchamos en ella.

A continuación se nos abre una nueva ventana en la que tenemos nuevas opciones. En la parte superior la primera de ellas que podemos ver es un icono de aviso que nos muestra una opción llamada “Cambiar la configuración actualmente no disponible“. Cuando pinchamos en la misma nos lleva a la pantalla en la que podemos activar o desactivar el inicio rápido.

Podréis ver que en la parte inferior de la pantalla sale una casilla con el nombre “Activar el inicio rápido (recomendado)”. Así que pulsando en esta casilla vamos a poder activar o desactivar el inicio rápido en Windows 10 en función de lo que queramos hacer.

Una vez hayamos hecho esto, simplemente tenemos que pulsar en guardar cambios. Así, podéis activar o desactivar el inicio rápido en Windows 10 siempre que queráis.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.