Cómo ahorrar energía y aumentar la duración de la batería del portátil

batería portátil

Alargar al máximo la vida de la batería del ordenador es una de las grandes preocupaciones de casi todos los usuarios. Ligado a lo anterior, también está la cuestión del ahorro de energía: cuanto menos se consuma, más durará su autonomía. En este post analizaremos cómo conseguir ese ahorro energético y cómo aumentar la duración de la batería de un portátil.

Lo cierto es que, en muchas ocasiones, el tema de la batería del portátil puede ser un verdadero dolor de cabeza. A veces necesitamos conectarnos por motivos de trabajo en un lugar donde no podemos conectarlo a una toma eléctrica, o nos encontramos con que la batería se agota después de una sesión breve.

Hay que reconocer que los nuevos modelos de laptop que han aparecido en el mercado en los últimos años vienen equipados con baterías cada vez más duraderas. Pero tampoco ellas van a durar eternamente. Como todas, con el paso del tiempo se van a ir deteriorando y su autonomía se reducirá poco a poco.

Aun así, son muchas las cosas que podemos hacer para aumentar la duración de la batería de un portátil. Trucos o simplemente hábitos que nos van a servir de mucha ayuda. Primero repasaremos algunas formas eficaces de ahorrar el consumo de batería y después otros métodos para prolongar su vida útil:

Trucos para ahorrar batería

batería portátil

A menudo, es suficiente con aplicar un poco de lógica y sentido común si lo que queremos es conseguir ahorrar el consumo de energía de la batería de un portátil. Estos son algunos ejemplos:

Desconectar periféricos

Incluso si no estamos usando el ratón o un teclado adicional, solo por el hecho de tenerlos conectados estamos consumiendo batería. Si hablamos de ratones y teclados iluminados, ese consumo puede ser del 10% e incluso del 30%, según las mediciones.

Reducir el brillo de la pantalla

Es un buen truco, aunque hay que aplicarlo de forma inteligente. La reducción del consumo de batería se logra bajando el brillo hasta el 50%, por debajo de ese umbral, el ahorro es insignificante, por lo que no merece la pena disminuir la calidad de visualización.

Controlar el consumo de las aplicaciones

Todas las aplicaciones que tenemos instaladas en nuestro portátil consumen recursos y energía. Obviamente, algunas más que otras. Si nuestra meta es el ahorro, es preciso comprobar cómo se comportan todas y cada una de estas apps, desactivarlas cuando no las necesitemos y, en algunos casos determinados, sustituirlas por otras que puedan ofrecernos lo mismo, pero consumiendo menos.

Desactivar el Bluetooth

Si es que no necesitamos usarlo, claro. Cuando el Bluetooth está activado sin que haya que usarlo, este consume energía de la batería innecesariamente, aunque es cierto que en los modelos más modernos de portátiles esta cuestión ha quedado bastante minimizada.

Elegir la calidad adecuada para ver contenidos en streaming

Ver retransmisiones en streaming no es la forma más aconsejable de ahorrar batería, pero si no estamos dispuestos a renunciar a ello, entonces lo mejor es elegir un modo de compresión más bajo. Tal vez 720p o incluso mejor 480p. Con esto, como es de esperar, la resolución se va a ver afectada negativamente, pero conseguiremos reducir el consumo de batería de forma notable.

Usar el navegador Edge

Aunque una gran mayoría de usuarios lo considera el navegador perfecto, también es verdad que es el que más batería y recursos consume. Lo ideal es usar Edge, el navegador nativo de Windows (si estuviéramos hablando de MacOS, el navegador nativo sería Safari), que lógicamente es el que mejor se adapta a las características del sistema operativo.

Activar el «Modo ahorro de energía» de Windows

Este modo está disponible en Windows 10. Al activarlo, se consigue limitar el uso de programas en segundo plano, aunque solo los que se descargan de la tienda de Microsoft. Sin poner en duda su eficiencia, hay que tener en cuenta que el modo Ahorro de energía reduce bastante el rendimiento del procesador y la tarjeta gráfica.

Por último, hay una serie de trucos que no sirven para ahorrar batería, como por ejemplo desactivar los puertos USB o cambiar la resolución de la pantalla. Su impacto en el consumo de la batería es mínimo y no nos compensa en absoluto a la hora de usar nuestro portátil.

Trucos para prolongar la vida de la batería de un portátil

temperatura ordenador

Igual que sucede con las personas, cuanto mejor cuidemos la salud de nuestra batería, más tiempo vivirá. Para lograr este objetivo, es necesario prestar atención a ciertos aspectos que detallamos a continuación:

Controlar la temperatura

El frío y el calor extremo son grandes enemigos de las baterías de los ordenadores. Por eso es básico que un portátil cuente con un buen sistema de ventilación. Y aun así, muchas veces sin darnos cuenta tapamos los ventiladores (usando el laptop sobre nuestras rodillas o sobre una superficie de tela), impidiendo una correcta ventilación. Hay excelentes programas, como por ejemplo Core Temp, para ayudarnos a comprobar ala temperatura del procesador de nuestro ordenador.

Mantener el sistema actualizado

En cada nueva actualización, Windows introduce mejoras que abarcan todos los aspectos, también en lo que se refiere a consumo y a optimización de la batería de nuestros dispositivos. Lo ideal sería que el equipo ejecutara esas actualizaciones de forma automática. Si no es así, es conveniente tomarnos la molestia de comprobar regularmente si hay actualizaciones disponibles y ejecutarlas.

Vigilar los ciclos de carga

Todas las baterías tienen un número limitado de ciclos de carga. Cada vez que cargamos un portátil al 100% estamos consumiendo uno de estos ciclos. Por eso, muchos usuarios prefieren seguir ciertas pautas a la hora de recargar sus dispositivos: dejar que se descargue hasta una cifra baja, pero sin llegar al límite (alrededor del 20%, por ejemplo) y después recargarla por completo, pero sin llegar al 100%.

Conclusión

Seguramente existen muchas más formas de aumentar la duración de la batería del portátil y de conseguir que no se consume con excesiva rapidez, pero las que hemos repasado en este artículo son las primeras que deberíamos probar antes de pasar a otras. Se ha demostrado que todas ellas funcionan, soluciones muy prácticas y convenientes para cualquier usuario de ordenador portátil.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.