Cómo devolver un juego en Steam

Steam se ha convertido en una de las plataformas más populares en la actualidad para poder comprar juegos. Aunque, es posible que en alguna ocasión un juego que hayas comprado no resulte como esperabas. Es una gran decepción, ya que te has gastado dinero en ello, pero siempre tienes la posibilidad de devolverlo. Esto es algo que os vamos a explicar a continuación.

De esta forma, si has comprado un juego en Steam y no es lo que esperabas, o hay algún problema con el mismo, siempre vas a poder devolverlo. Primero os explicamos cuáles son las condiciones para su devolución en la plataforma y luego los pasos a seguir para su devolución. Vais a ver que es muy sencillo.

Condiciones de devolución

Como es habitual, nos encontramos con una serie de condiciones que tenemos que cumplir si queremos devolver un juego en Steam. La primera y más importante es el tiempo. Deben pasar menos de 14 días desde que compraste el juego para que puedas devolverlo, además, tienes que haber jugado menos de horas jugando con el mismo. Esto es algo que evita que personas compren un juego, jueguen muchas horas y luego lo devuelvan.

Este período se utiliza también con aquellos juegos que has precomprado. En este caso, el período de los 14 días y las dos horas empieza desde la fecha de lanzamiento del juego en cuestión. También se aplica en el caso de los DLCs, regalos que no se han actidado o packs cuyos elementos no han sido transferidos.

Además, en Steam también tenemos la posibilidad de obtener un reembolso en aquellas compras que hemos hecho dentro de un juego. Aunque en este caso son siempre durante las 48 primeras horas después de haberlos comprado y siempre que no hayamos usado, transferido o modificado dicho objeto. En el resto de juegos en la plataforma, según dicen desde la empresa, es el desarrollador el que tiene la posibilidad de activar o no dicho reembolso. Por lo que nos encontraremos con algunos que no nos dan esta opción. Ya que no es algo obligatorio.

En el proceso de devolución, Steam pide que se de algún motivo por el que devolvemos dicho juego. Es algo obligatorio, pero que no va a afectar a tu devolución. Se trata de un trámite, que a ellos les puede ser de ayuda para saber si ha habido algún problema con el juego, además de detectar fraudes.

Devolver un juego en Steam

El proceso es mucho más sencillo de lo que muchos usuarios piensan. La manera más sencilla es acudir en primer lugar a tu biblioteca de Steam. Dentro de la misma tienes que entrar en el perfil del juego que quieres devolver. Una vez dentro del mismo, en la parte derecha de la pantalla te saldrá el enlace de soporte. Pincha entonces sobre el mismo.

Al hacer esto, entras dentro del soporte específico de este juego, donde nos va a salir ya la opción de poder devolverlo. Podremos marcar la opción deseada, como “No es lo que esperaba”. Cuando pulses sobre esta opción, se te mandará a nueva pantalla en la que empezar el proceso de devolución. Ya que el siguiente paso es marcar la opción de pedir un reembolso. Siempre y cuando cumplas con las condiciones mencionadas al comienzo.

A continuación, Steam te pedirá que elijas la manera en la que quieres configurar este reembolso. Seleccionar primero cómo quieres que se devuelva este dinero. Ya que se puede reembolsar en tu cartera (para futuras compras) o que se reembolse en el método de pago que usaste en la compra. Elige la opción que más te convenga. Después de esto, se nos va a pedir dar una razón por la que estamos llevando a cabo esta devolución.

Una vez hemos hecho esto, el proceso ha terminado. Solo tenemos que pulsar sobre el botón enviar solicitud y entonces es cuestión de esperar a que sea Steam quien se encargue de devolvernos el dinero. Un proceso sencillo, como podéis ver.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.