Cómo emplear la función de snaps en Windows 10

snaps

Windows 10 ha tratado desde sus comienzos de cuidar los pequeños detalles que terminan por gustar a sus usuarios. Uno de ellos es la clásica función de mosaico de ventanas, o como ahora se denominan en dentro del sistema, los snaps de escritorio. Esta función no es nueva, ya que se introdujo originalmente en Windows 7 con Aero Snap, pero se ha ido puliendo a lo largo de las sucesivas versiones del sistema operativo hasta llegar a una evolución muy desarrollada actualmente en Windows 10.

La función de snaps originó la experiencia de la multitarea a través de ventanas dobles y es una característica está presente tanto en versiones de tableta como de escritorio. Conocedla a fondo supone un paso importante si queremos sacar un gran partido a nuestro trabajo en el escritorio.

Los snaps de Windows nos permiten ajustar las ventanas dentro de nuestra pantalla para poder compartir la distribución de la misma entre varias de un solo vistazo. Haciendo clic sobre una de ellas y trasladándola a un margen nos permite activar esta función, ya sea a uno o a otro lado de la pantalla. Incluso podemos emplear el borde superior o las esquinas para activar otras combinaciones en distribuciones de cuartos de pantalla.

snap assist

Funciones de snap con teclado

Podemos emplear el teclado de nuestro equipo para ajustar ventanas en nuestro sistema. Mediante la combinación de teclas Windows + cursor izquiero o Windows + cursor derecho, podemos hacer snap de las ventanas a uno u otro lado de la pantalla. También podemos emplear los otros cursores y hacer snap mediante Windows + cursor arriba para restaurar o maximizar una ventana o Windows + cursor abajo para causar justo el efecto contrario. Una vez ajustada, podemos emplear las mismas teclas para moverla por cada uno de los hotspots de la pantalla.

snap-outline

Funciones de snap con el asistente

Tanto si empleamos el ratón como el teclado para efectuar el apilamiento de ventanas con snaps el asistente tratará de mostrarnos el resultado final mediante una línea en la pantalla que mostrará el ajuste. Por ejemplo, si desplazamos la ventana hacia la izquierda veremos que aparece una línea en la mitad de la pantalla y realzará la zona donde se acoplará la ventana. Si existen otras ventanas abiertas, el asistente abrirá una serie de miniaturas para posicionar la que elijamos en la zona libre. Para ello, tan solo debemos hacer clic sobre la miniatura que deseemos y esta se ajustará en su zona.

snap-assist-1

Por último, una vez que hayamos hecho el snap de una ventana en mitad de la pantalla, podemos redimensionarla si pulsamos con el ratón y arrastramos su línea divisoria. De esta forma podremos realizar un ajuste totalmente personalizado de las ventanas en función de nuestra área de trabajo. El resto de la pantalla permanecerá vacío, por lo que es posible dejarlo libre si así lo deseamos.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *