Cómo evitar que Windows 10 use tu ancho de banda para compartir actualizaciones

Una de las novedades que incluía la nueva versión del sistema operativo Windows era el uso de la tecnología P2P para compartir archivos de actualización entre los usuarios que dispusieran de las partes requeridas. Con ello no sólo buscaba Microsoft aligerar la carga de sus propios servidores, sino que pretendía aumentar el ancho de banda de descarga mediante una descarga conjunta y globalEsta función, que en sí no constituye ningún fallo, viene activada por defecto en el sistema y puede que no tenga el beneplácito de todos los usuarios. Después de todo, Microsoft no se ha pronunciado al respecto de cómo funciona pormenorizadamente esta función ni si resulta respetuosa con el propio usuario, dando prioridad a los datos del mismo y no a la propia función en sí.

En esta guía os mostramos cómo desactivar esta función y que seáis vosotros mismos quienes decidáis qué y cómo compartis vuestros datos en la red.

Desde la llegada de Windows estamos analizando pormenorizadamente el sistema, desvelando sus virtudes y defectos, ya sean grandes o pequeños. Y aunque la función que a continuación os mostraremos no se pueda describir como un fallo, sí puede resultar ciertamente molesta para los usuarios del sistema. Se trata de la compartición de actualizaciones del sistema empleando la tecnología P2P entre usuarios. Ello, obviamente, a costa del ancho de banda del propietario del sistema.

Bajo el nombre de Windows Update Delivery Optimization, esta característica funciona de manera similar a como lo harían las descargas por protocolo bittorrent (recordemos que los protocolos P2P no son exclusivos de esta tecnología, ya que existen otras redes muy famosas como las e2k o las Kad/Kademlia) para la compartición de archivos. La idea que subyace es que nuestro ordenador se una a la red de Microsoft para colaborar en la actualización del sistema de otros usuarios (ya sea del propio Windows 10 o de futuras actualizaciones que surjan). Con ello se espera la llegada más rápida a los demás usuarios.

La solución propuesta por Microsoft resulta inteligente desde el punto de vista de la compañía, pues de esta forma consiguen un ancho de banda creciente a medida que aumente el número de usuarios de dicho sistema, a la vez que disminuye el consumo que se produce en sus propios servidores. Sin embargo, la activación de esta función en el sistema por defecto sin consultar al usuario final, quien es después de todo quien pone su red para que esta característica funcione, resulta ciertamente descarada y de un abuso de confianza.

Microsoft no ha llegado nunca a dar detalles sobre el funcionamiento de esta característica y mucho me temo que no resultará respetuosa con el usuario y su uso de la red, por lo que me inclinaría a decir que finalmente sí debe afectar al rendimiento o calidad final de la red del propietario (todo ello me recuerda al ancho de banda que hacía reserva Windows XP para sus propias actualizaciones, el cual, si no se empleaba, quedaba desperdiciado).

Si deseas finalmente desactivar esta función y guardarte tu red para tus propios datos, te indicamos a continuación cómo puedes hacerlo:

  1. Vete al Panel de Control
  2. Selecciona a continuación Opcioens Avanzadas
  3. Accede al apartado de Elegir cómo se instalan las actualizaciones

Una vez allí veréis tres opciones: activarlo para que comparta tu ancho de banda con PCs en tu red local y en el mundo, activarlo para que las comparta solo en tu red local (útil para quienes tengan varios PCs dentro de su red doméstica) o desactivarlo por completo.

Esto es todo; rápido y sencillo. No tendrás que compartir tu ancho de banda con nadie más en lo que respecta a las actualizaciones de Windows 10. Todo este asunto puede sonar bastante tacaño (y bien dicen que compartir es vivir), pero recordad que no todos los usuarios poseen conexiones de alta velocidad que alcancen los 300 Mbps o más.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.