¿Cómo instalar Windows 11 en un USB?

Cómo instalar Windows 11 en un USB

Windows 11 es el más reciente sistema operativo de Microsoft, con cambios muy interesantes e incluso, radicales, frente a sus predecesores. En estos momentos, Windows 10 sigue teniendo una amplísima cuota del mercado, no obstante, su nuevo hermano continúa ganando la confianza de los usuarios tras cada nueva actualización. Una de las características que aporta muchísimo valor a este sistema operativo, es la posibilidad de ejecutarse sin ser instalado. Si quieres saber cómo hacerlo, entonces sigue leyendo porque aquí te vamos a explicar todo lo que debes saber sobre cómo instalar Windows 11 en un USB.

No debemos confundir esto con instalar Windows 11 desde un USB, por lo que de inmediato vamos a abordar todas las dudas que puedan surgir al respecto.

¿Cómo instalar Windows 11 en un USB?

Como mencionamos antes, esto no es lo mismo que instalar Windows 11 desde un USB. Instalar un sistema operativo en un USB, lo habilita como un dispositivo de arranque, permitiendo ejecutar el sistema en cualquier ordenador. Por su parte, instalar Windows desde un USB no es más que instalar el sistema operativo en un ordenador con la memoria USB como medio de instalación.

La utilidad de saber cómo instalar Windows 11 en un USB es múltiple. Contar con un sistema operativo que arranca desde una memoria USB te permitirá acceder a cualquier ordenador, a fin de extraer la información de su disco duro. Esto es precisamente lo que hacen los técnicos cuando deben rescatar datos desde el disco duro de un ordenador que no inicia. Por otra parte, resulta una excelente herramienta para cuando necesitamos usar un equipo, pero no queremos dejar nuestros datos. De modo que, bastará con iniciar el equipo desde tu USB con Windows 11 y hacer todo desde la sesión de Windows 11 Live, sin necesidad de abrir tu correo en la sesión de invitado de alguien más.

¿Qué necesito para instalar Windows 11 en un USB?

Instalar Windows 11 en un USB en estos momentos es una tarea realmente simple, aunque amerita que contemos con algunos elementos. En primer lugar, es necesario una memoria USB 8GB de almacenamiento o más, una imagen de Windows 11 y un programa que nos permita hacer booteable la memoria USB. Para ello, ocuparemos la aplicación Rufus, un verdadero clásico dentro de este tipo de tareas que te permitirá no solo hacer que el USB sea reconocido como un dispositivo de arranque, sino que le dará a Windows 11 la facultad de ejecutarse en su versión Live.

Se trata de una aplicación completamente gratuita y muy ligera, que, además, cuenta con una versión portable, por lo que ni siquiera tendrás que instalarla.

Pasos para instalar Windows 11 en un USB con Rufus

Rufus es una aplicación realmente intuitiva para incorporar sistemas operativos en memorias USB, tanto para su instalación, como para arrancar en vivo. Una vez lo descargues, ejecútalo y verás aparecer la pequeña ventana que contiene todas las opciones que necesitamos para hacer la instalación de Windows 11 en la memoria USB.

Inserta el USB en el ordenador, espera que sea reconocido y selecciónalo en el menú desplegable que muestra Rufus como primera opción en su interfaz. A continuación, debemos seleccionar la imagen de Windows 11 que bajaste previamente, si no lo has hecho, entonces sigue este enlace para tener una.

Ahora viene el paso clave y es hacer click en el menú desplegable «Opciones de imagen» y seleccionar «Windows To Go». Esto incorporará los componentes necesarios en el USB para arrancar el sistema operativo sin necesidad de instalarlo en un ordenador.

Por último, haz click en «Empezar» y espera a que finalice el proceso. A continuación, prueba la memoria USB con Windows 11 que acabas de crear y para ello, tendrás que reiniciar el ordenador e ingresar en su orden de arranque para seleccionar la memoria USB. Para acceder a este apartado, tendrás que revisar en la página de fabricante de tu equipo, porque dependerá enteramente de la marca.

Una vez elegido el medio de arranque con Windows 11, verás como inicia la sesión del sistema operativo y podrás comenzar a ocuparla de inmediato. Cabe resaltar que, el rendimiento dependerá en gran medida del tipo de conexión USB que estamos ocupando, de modo que, procura hacerlo desde un USB 3.0. Si bien Windows 11 incorpora una enorme biblioteca de drivers a fin de asegurar su funcionamiento en la mayor cantidad de equipos posibles, no es algo completamente infalible. Por lo que puede darse el escenario en el que el sistema operativo no reconozca algún componente de un ordenador.

Como mencionamos antes, se trata de una alternativa genial para usarla como llave de emergencia al momento de rescatar datos de algún ordenador o recuperar el acceso. Windows 11 es un sistema operativo que vale la pena comenzar a ocupar y hacerlo de esta manera, también resulta un excelente acercamiento. Si tienes una memoria USB disponible, no dudes en equiparla con Windows 11 empleando el mecanismo que explicamos anteriormente y tendrás una herramienta de recuperación para cualquier eventualidad.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.