5 interesantes trucos para mejorar el rendimiento de Windows 10

Microsoft

Windows 10 es a día de hoy uno de los sistemas operativos con mayor número de usuarios a nivel mundial, a pesar de que tan solo lleva unos pocos meses en el mercado. Su renovado diseño, algunas de sus nuevas funciones y sobre todo el que sea gratuito para una gran cantidad de usuarios ha motivado que el nuevo software de Microsoft ya mire de cerca el día en el que destronar al hasta ahora intocable Windows 7.

A lo largo del tiempo que Windows 10 lleva disponible en el mercado hemos aprendido muchas cosas, por ejemplo sin ir más lejos hace unos días a activar el Inicio rápido de Windows 10, pero hoy vamos a ir un paso más allá y os vamos a mostrar 5 interesantes trucos para mejorar el rendimiento de Windows 10.

Casi con total seguridad la mayoría de estos trucos no los conocerás, ya que como decimos el nuevo Windows lleva poco tiempo en el mercado y o bien no te habrá dado tiempo a descubrirlos o no has tenido tiempo a buscarlos para poder aplicarlos. Si quieres que Windows 10 mejore su rendimiento en gran medida, que ya de por sí es bastante bueno, presta mucha atención a este artículo y haz uso de los trucos que te vamos a mostrar.

Evita el inicio de programas al arrancar Windows 10

Algunos de los programas que instalamos en nuestro ordenador tienden a configurarse de tal manera que se inicien de forma automática al arrancar nuestro ordenador o dispositivo con Windows 10. Esto es sin duda alguna que debemos de evitar en la medida de lo posible para mejorar el rendimiento del nuevo Windows.

Windows 10 es un sistema operativo que se inicia de una forma bastante rápida, pero si además de iniciarse el propio software de Microsoft, debemos de esperar a que inicien otros programas que nada tienen que ver con el sistema operativo, el proceso se puede volver más lento.

Para evitar que ningún programa entorpezca el arranque de Windows 10 debemos de evitar que su configuración cambie para arrancar nada más que encendamos el ordenador. Si esto ya no es posible deberemos de recurrir a las opciones que nos da el nuevo Windows para evitarlo. Para ello abre el “Administrador de tareas” y pulsando con el botón derecho del ratón sobre el menú de Inicio pulsa en “Ejecutar como administrador”.

Windows 10

Ahora ya podremos ver la lista de programas que se están iniciando al mismo tiempo que encendemos nuestro ordenador. Aquí tendrás la opción para deshabilitar ese inicio automático del programa. Eso sí, ten cuidado con lo que deshabilitas porque puedes estar dejando inutilizado algún programa que sea imprescindible para el buen arranque de Windows o incluso de tu ordenador.

Libera espacio en tu disco de almacenamiento

Si notas que Windows va muy lento y le cuesta desde arrancar hasta abrir una carpeta, es que algo va realmente mal. Una de las razones puede ser porque hayamos llenado el disco duro o SSD y el sistema no puede crear los archivos temporales que necesita para funcionar de la forma correcta.

Para poder liberar espacio en nuestros discos de almacenamiento deberemos de abrir el Explorador de Windows 10 e ir a “Equipo”.A continuación hacemos click con el botón derecho del ratón sobre el disco que queremos limpiar y abrimos el menú de “Propiedades”.

Liberar espacio

Una vez en este menú tan sólo deberemos de escoger la opción “Liberar espacio”.

Liberar espacio

De esta forma podremos eliminar archivos que tengamos en la papelera de reciclaje o archivos temporales que ya no tengan ninguna utilidad. Dependiendo del tiempo que llevemos sin hacer esta sencilla operación el espacio liberada en nuestro disco duro puede ser mayor o menor. Si ves que no consigues liberar demasiado espacio, trata de eliminar archivos o imágenes y algún programa o juego que ya no uses.

Deshazte de las animaciones de Windows 10

Las animaciones de Windows 10 son realmente bonitas, pero como en la mayoría de los sistemas operativos del mercado consumen una gran cantidad de recursos haciendo en ocasiones que el rendimiento de nuestro ordenador baje en gran medida.

Para deshacerte de ellas o más bien para dejarlas desactivadas deberás de acceder a “Sistema” pulsando con el botón derecho del ratón sobre el símbolo de Windows que nos da acceso al menú de Inicio en Windows 10.

Menú de Inicio Windows 10

Una vez hayamos realizado esto con éxito deberemos de entrar en la “Configuración avanzada del sistema” y acceder a las “Opciones avanzadas”. Ahora en la sección “Rendimiento” pulsamos en “Configuración”.

Windows 10

Todavía no hemos acabado y es que en la pestaña “Efectos visuales” es donde deberemos de llevar a cabo el último paso. Las opciones que nos da de forma nativa podríamos decir que no son las mejores y lo más positivo para cualquier usuario será seleccionar “Personalizar” y desactivarlo todo excepto “Suavizar bordes para las fuentes de pantalla”. Con esto conseguiremos un mejor rendimiento, aunque tú mismo puede escoger lo quieres desactivar y lo que quieres mantener activado.

Cierra programas que están abiertos en segundo plano

Una gran cantidad de programas tienen la mala costumbre de seguir funcionando en segundo plano influyendo directamente en el rendimiento de nuestro ordenador. Para cuales son estos programas tan solo deberemos de abrir el “Administrador de tareas” y para ver los que están afectando al rendimiento de nuestro ordenador puede bastar con que nos fijemos en las columnas “CPU” y “Memoria”.

Windows 10

Para cerrar el programa podemos dar a “Finalizar tarea”, eso sí ten mucho cuidado con lo que cierras y sobre todo no cierres programas que no sepas que son o para que sirven ya que puede acabar en un problema desagradable para ti.

Si esto no funciona todo lo bien que te esperabas, puedes probar a visualizar el contenido de la pestaña “Rendimiento”. Aquí podremos ver con todo lujo de detalles todo o casi todo lo que está pasando en nuestro ordenador y descubrir posible problemas que estén afectando al rendimiento de nuestro ordenador.

Rendimiento Windows 10

Además también tienes a tú disposición en monitor de recursos que nos permite ver los procesos individuales que se están llevando a cabo en nuestro ordenador.

Evita que se indexe el contenido de los archivos

A más de uno hablar del indexado del contenido de los archivos le puede sonar a chino, pero a buen seguro lo entenderás a la perfección después de que lo expliquemos de una forma más o menos sencilla. El indexado consiste en la lectura del contenido de los archivos para que podamos buscar en ellos cuando usemos la búsqueda de Windows 10.

Si no sueles utilizar la busuqeda del sistema, por el motivo que sea, puedes centrarte en los otros cuatro consejos que te hemos explicado y dejar esta de lado.

Para los que quieran evitar el indexado del contenido de los archivos en Windows 10 deberemos de pulsar con el botón derecho del ratón sobre el disco duro o SSD, y en “Propiedades” deshabilitar la casilla “Permitir que los archivos de esta unidad tengan el contenido indizado además de las propiedades del archivo”.

Indexación contenido de archivos

En cuanto pulses Aceptar el proceso puede que sea un poco largo y tal vez hasta nos encontremos con algún que otro error al estar en uso los archivos. Dale a todos ellos a “Omitir” o bien “Omitir todo” para que el proceso finalice correctamente.

¿Te han sido útiles algunos de estos consejos para mejorar el rendimiento de tu ordenador con Windows 10?.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *