Cómo mejorar la velocidad del WiFi en casa

La mayoría de consumidores cuenta con una conexión WiFi en sus casas. Se trata de una opción cómoda, que permite que la red llegue a toda la casa, de modo que puedes navegar en cualquier estancia de la misma. Aunque, en algunos casos, puede que la señal no sea siempre igual de estable o llegue con la misma intensidad. Por suerte, siempre hay algunos consejos que pueden ser de gran ayuda en situaciones como esta.

A continuación os dejamos con algunos consejos que os ayudarán a mejorar la velocidad de vuestra conexión WiFi en casa. De modo que si estabas experimentando algunos problemas o no crees que estés aprovechando al máximo esta red, puede que te resulten de ayuda en este caso.

Ubicación del router

Es uno de los aspectos de mayor importancia en este sentido. Porque la ubicación en la que situemos el router en casa va a determinar en gran parte si la conexión es buena. En muchos casos, la tendencia es a situarlo cerca del teléfono o del ordenador que usemos más. Pero lo mejor en estos casos es situarlo en un sitio céntrico en casa. Ya tengas un piso o una casa de varias plantas.

De esta manera, al situarlo en una posición céntrica dentro de la casa, conseguiremos que el WiFi se distribuya de una mejor manera. Aunque es importante que tengamos la distribución de la casa en cuenta a la hora de hacer esto. Por eso, intentad evitar obstáculos o materiales que puedan tener efecto en la señal. Por ejemplo, muros mazizos son algo que tienen influencia. Es mejor que atraviese materiales débiles, como madera.

Pero una buena ubicación del router es un paso de importancia para que llegue el WiFi de una manera fuerte a más estancias en casa. Este es el primer paso.

Usar extensores

Es posible que tengas una casa grande o en la que hay muros mazizos. Por eso, puede ocurrir que la señal del WiFi siga sin ser la mejor, pese a que hayas situado el router en una buena posición. En estos casos, el uso de extensores puede ser una buena opción a tener en cuenta. Ya que gracias a ellos vamos a poder conseguir que la señal llegue a más zonas en nuestra casa.

Esto es algo de importancia en casas de varias plantas, porque en muchos casos la señal suele llegar con debilidad a una planta superior. Así, si colocas un extensor en dicha planta, conseguirás que la señal WiFi sea estable y sólida, lo que te va a permitir trabajar con comodidad en dicha planta.

La selección de estos extensores ha aumentado de forma notable con el paso del tiempo. Hay muchas opciones disponibles en las tiendas, además de que hay opciones con precios muy bajos. Por lo que no vas a tener problemas a la hora de encontrar alguno que se ajuste a tu presupuesto.

Posición de las antenas

Esto es algo que se aplica tanto para el router como para los extensores. Estos dispositivos tienen siempre antenas, que podemos posicionar de alguna manera. En función del router que tengas, se pueden poner de una manera diferente. Pero la recomendación en general es situar dichas antenas en vertical. De esta manera, la señal WiFi se pueda extender en horizontal en el mismo plano.

Si en tu caso tienes una casa de varias plantas, entonces puede que resulte más conveniente inclinar un poco la antena, más o menos unos 45 grados. Esto es algo que va a permitir que la señal del WiFi se pueda enviar hacia arriba o hacia abajo en dicha casa. Permitiendo que la señal se vaya a distribuir de una manera mucho mejor.

Si tu router tiene varias antenas, que la mayoría suelen tenerlo, entonces es mejor situar una en vertical y la otra en horizontal. De este modo, te estás asegurando de que la señal se expande en todo momento. Aunque lo mejor es que pruebes en tu casa cuál es la mejor opción, porque puede que en tu caso particular haya un método que funcione mejor para distribuir de forma correcta la señal del WiFi.


Sé el primero en comentar