Cómo activar el modo incógnito en nuestro navegador

modo incognito

Los principales navegadores de Internet disponen de una función de privacidad que permite crear una sesión temporal aislada. Para eso hay que activar o poner el modo incógnito, también llamado «modo privado» o «página ciega». Cuando el usuario navega usando este modo, no se guarda el historial de navegación, mientras que los datos locales asociados a esta sesión aislada se borran automáticamente al finalizar la misma.

La razón de ser del modo incógnito no es otro que el de preservar la privacidad del usuario, especialmente en equipos compartidos, como el ordenador de una oficina, que a veces son usados por personas diferentes. Así, se evita que los datos y el historial de la sesión puedan ser consultados por terceros.

Pero cuidado: es un error pensar que usando el modo incógnito vamos a conseguir el anonimato total. No vamos a estar a salvo de ser rastreados por otros sitios web o por nuestro proveedor de servicios de Internet. Es importante saber esto porque hay quien puede confundir el concepto de privacidad con el de impunidad. Así que mucho cuidado con esa sensación de falsa seguridad. Si se utiliza el modo incógnito para cometer abusos o delitos en Internet, nuestra IP va a ser localizada por la policía.

Google Chrome
Artículo relacionado:
Cómo evitar que Google Chrome guarde un historial de nuestro uso de Internet

Por otra parte, existen extensiones y programas específicamente diseñados para detectar la presencia de modos de navegación privados que también nos pueden dejar al descubierto.

Veamos a continuación cómo poner el modo incógnito en un ordenador o en un dispositivo móvil según ea el navegador que estemos usando:

En Google Chrome

modo incognito chrome

Hay dos modos de acceder al modo incógnito en Chrome: desde el ordenador y desde un teléfono Android. Al entrar en él, el fondo de la pantalla cambiará a color negro y aparecerá el conocido icono de las gafas y el sombrero (el look clásico del espía).

En un PC

  1. En primer lugar, abrimos el navegador Chrome.
  2. Después vamos al icono de los tres puntos que se encuentra en la parte superior derecha de la pantalla.
  3. Allí, entre las opciones que se muestran, seleccionamos «Nueva ventana de incógnito».

También se puede acceder al modo incógnito de Chrome con el siguiente atajo de teclado: Ctrl + Mayús + N.

Hay que mencionar que hay un método para crear un acceso directo en el escritorio de Windows 10 a través del cual poder acceder directamente al modo incógnito. El modo de habilitarlo se explica con todo detalle en el siguiente enlace:

Google Chrome
Artículo relacionado:
Cómo activar el modo incógnito por defecto en tu navegador

En Android

  1. Desde nuestro teléfono o tablet, abrimos la aplicación Chrome.
  2. A continuación vamos a la derecha de la barra de direcciones, donde pulsamos «Más».
  3. En las opciones que aparecen, seleccionamos la de «Nueva pestaña de incógnito».

En Firefox

navegacion privada

El modo incógnito se llama «modo de navegación privada» en Firefox, aunque se trata básicamente de lo mismo. Estos son los pasos a seguir:

  1. Primero hacemos clic en el botón de menú que se muestra junto a la barra de búsqueda.
  2. Entre las opciones que se abren, seleccionamos «Nueva ventana privada».

Sabremos que estamos en modo privado porque se mostrará el icono de una máscara de color banco y morado en el extremo de la ventana. Existe también un atajo del teclado para abrir la navegación privada en Firefox: Ctrl + Mayús + P.

En Edge

En este navegador existe un peculiar modo de navegación privada llamado InEdge. Esta opción de navegación elimina el historial de exploración, las cookies y los datos del sitio. También las contraseñas, direcciones y otros datos. Hay tres formas de acceder a InEdge:

  • Seleccionamos y mantenemos presionado con el botón derecho del ratón sobre el icono de Microsoft Edge que aparece en la barra de tareas. Después seleccionamos la opción «Nueva ventana de InPrivate».
  • Otro modo de hacerlo es hacer clic y mantener presionado con el botón derecho sobre un vínculo y después seleccionar «Abrir vínculo en la ventana de InPrivate».
  • La tercera forma de acceder al modo incógnito de Edge es ir al menú de Configuración, pulsar en la opción «Más» y desde ahí seleccionar «Nueva ventana de InPrivate».

Navegación privada y navegación anónima

Ahora que ya sabemos cómo se activa el modo incógnito en los principales navegadores de internet que se usan en Windows, hay que insistir en explicar la diferencia entre navegación privada y navegación anónima, dos conceptos que muchas veces se confunden, dando lugar a situaciones un tanto delicadas.

La navegación privada, que es de la que tratamos en este post, tiene como principal característica la posibilidad de que los navegadores web no almacenen información sobre los sitios que visitamos. En consecuencia, nuestra privacidad está a salvo, puesto que nuestro rastro de internet no se registra, ni se graban las cookies.

Por otra parte, la navegación anónima (que no vamos a lograr usando el modo incógnito) evita el rastreo online de nuestros movimientos, tanto de los gobiernos y administraciones como de los ciberdelincuentes. La conexión anónima supone poder ocultar nuestros datos personales, manteniendo nuestra identidad a salvo bajo una IP anónima.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.