Cómo ver mi contraseña de Gmail

Cómo ver mi contraseña de Gmail

Nos hemos acostumbrado tanto a utilizar el sistema que recuerda nuestras claves de acceso a diferentes servicios online, que no ver la contraseña de Gmail se ha convertido en algo habitual. Pero llega el momento, tarde o temprano, en que necesitamos escribirla.

Es entonces cuando te das cuenta de que no la recuerdas. Aunque lo habitual en estos casos es restablecer la contraseña, lo cierto es que no es necesario. Puedes ver tu contraseña de Gmail de hasta tres maneras diferentes, tal y como te vamos a contar hoy.

La importancia de las contraseñas

La ciberseguridad es algo que hay que tomarse muy en serio. Utilizar buenas contraseñas es fundamental para:

  • Proteger la cuenta. Su finalidad principal es impedir que haya accesos no autorizados a nuestras cuentas de correo electrónico, redes sociales, usuario en alguna plataforma, etc. Cuanto más segura sea tu clave, más difícil lo tendrán los hackers para acceder a tu información personal o suplantar tu identidad.
  • Mantener la confidencialidad de tu información. Si alguien descubre tus contraseñas puede obtener de ti una gran cantidad de información: mensajes privados, fotos, datos bancarios, historial de compras, etc.
  • Prevenir el robo de identidad. En caso de que alguien acceda a tus cuentas en línea, puede suplantar tu identidad y realizar actividades fraudulentas en tu nombre.
  • Mantener la integridad de la cuenta. Al evitar los accesos no autorizados, estamos protegiendo la integridad de la cuenta, de manera que un tercero no puede hacer cambios en la configuración, las contraseñas o la información asociada a la misma.

¿Cómo puedo ver mi contraseña de Gmail?

Aquí tienes tres sencillos trucos que te ayudarán a ver la contraseña que has elegido para tu servicio de Gmail si, por algún motivo, has olvidado cuál era.

Ver contraseña de Gmail desde el panel de información personal

Abre Google Chrome e inicia sesión. Después clica sobre la foto de perfil que aparece en la esquina superior derecha de la pantalla y accede a “Cuenta de Google”. Desde ahí busca la opción de “Selecciona información personal” y ve a “Contraseña”.

Esto te va a redirigir automáticamente a la página de inicio de sesión. Pulsa sobre “Mostrar contraseña” que aparece en la parte final del recuadro de contraseña y podrás ver la clave.

Ver contraseña de Gmail desde la configuración del navegador

Google Chrome tiene un práctico servicio de gestión de contraseñas. Como seguro que has comprobado, al entrar a un sitio web el navegador te da la opción de guardar contraseña, si le dices que sí, guarda la clave y así puedes acceder a ella en cualquier momento. Por supuesto, también lo hace con la de Gmail.

Para ver la clave de tu correo electrónico desde Google Chrome, tienes que hacer lo siguiente. Abre el navegador y dirígete a la sección de configuración, y en ella accede a “Autocompletar y contraseñas” > “Gestor de contraseñas”. Pulsa sobre el servicio cuya contraseña quieres conocer y verás tanto el nombre de usuario como unos puntos que ocultan la clave. Si pulsas sobre el icono del ojo, puedes ver la contraseña.

Ver contraseña de Gmail desde Outlook

El servicio de correo de Microsoft también almacena las contraseñas. Para poder acceder a ella debes descargar en tu dispositivo la aplicación Outlook Email Password Refixer. Una vez que la ejecutes, podrás comprobar la clave de tu correo electrónico de Gmail con unos pasos muy similares a los que hemos visto antes.

Estos trucos que hemos visto te permiten acceder a la clave, siempre y cuando el sistema de recuerdo automático de la contraseña te haya dejado entrar a Gmail. Te recomendamos que le eches un vistazo a la contraseña y la memorices, así evitarás problemas de acceso en el futuro si no recuerdas la clave y estás en un dispositivo que no recuerda tus contraseñas de forma automática.

Tips para mejorar la seguridad de tus contraseñas

Está bien que memorices tu contraseña y, por si acaso, sepas cómo verla, pero proteger tu seguridad online requiere que le prestes una especial atención a tus claves. Si quieres reducir el riesgo de intromisiones ilegítimas en tus cuentas y tus datos, sigue estos consejos:

Escoge contraseñas largas y complejas

Busca combinaciones de letras y números que sean difíciles de adivinar para otros. Los expertos recomiendan que la clave tenga un mínimo de 12 caracteres.

Combina caracteres

Muchas plataformas ya nos obligan a utilizar combinaciones de letras, números y caracteres especiales como el símbolo de interrogación, de porcentaje, de dólar, etc., para crear una contraseña. Esto se debe a que esta mezcla aumenta la complejidad y la seguridad de la clave que hemos elegido.

No uses información personal

El nombre de tus hermanos, de tus hijos, tu fecha de nacimiento, el nombre de tu mascota, o el del colegio al que fuiste, son datos mucho más sencillos de obtener para un hacker de lo que te puedas imaginar. Por eso, abstente de usar información personal para crear tus contraseñas.

En la medida de lo posible, procura crear contraseñas que no digan nada sobre ti y sean aleatorias. Algo así: oejdit863hyTue%

Si esto te resulta complicado de recordar, prueba a utilizar una frase compuesta de varias palabras. Por ejemplo, un refrán que te guste o una frase de una película que te parezca memorable. Para añadirle un poco más de seguridad, incluye al final algún número y unos caracteres especiales.

Por supuesto, no utilices palabras comunes o secuencias de palabras. Todavía hay mucha gente que utiliza contraseñas como abc123 o qwerty, y esto es el equivalente cibernético a salir de casa y dejar la puerta abierta para que los ladrones puedan entrar cómodamente en ella.

Actualiza regularmente tus contraseñas

Nada de crear una contraseña y utilizar la misma durante años y años. Los expertos nos recomiendan cambiar las claves de cuentas sensibles o críticas cada tres o seis meses.

Incluso si nada hace sospechar que ha podido haber una intromisión ilegítima, cambia tus claves con regularidad. Y desecha esa contraseña, no la emplees en otro servicio online.

Además, procura que cada una de tus cuentas en plataformas, redes sociales, banco, etc., sea totalmente diferente al resto.

Utiliza un administrador de contraseñas

Si te resulta complicado recordar contraseñas largas y complejas, prueba a utilizar una administrador de contraseñas confiable que se encargue de generarlas y administrarlas. De esta forma, la única combinación de letras, números y carácteres que tienes que recordar es la de esta aplicación, pero recuerda cambiarla con frecuencia y aplicar los consejos que hemos visto.

Ahora que ya sabes cómo ver la contraseña de Gmail y cómo crear claves seguras, estarás más seguro cuando navegues por la Red.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.