Cómo crear macros en Windows

Las macros son acciones que se ejecutan en un equipo al pulsar una combinación de teclas. Pueden ser predeterminadas de un programa o bien grabadas por el propio usuario para realizar funciones específicas. Windows carece de un editor propio de macros, aunque sí dispone de atajos de teclado con los que lanzar aplicaciones.

En este tutorial haremos uso del programa AutoHotkey para poder crear nuestras propias funciones y sacar partido a las macros dentro del sistema Windows.

En primer lugar debemos hacernos con el programa AutoHotkey, que permite la grabación de acciones y asociar eventos de teclado a las mismas. Hablamos de las famosas macros, una utilidad que permite automatizar tareas mediante la repetición de una secuencia de pulsaciones de teclado, movimientos del ratón o clics. El objetivo es desarrollar tareas, previamente configuradas, de una forma más rápida y sencilla.

AutoHotkey es una herramienta gratuita y de código abierto ideada para configurar combinaciones con las que se llevan a cabo ciertas tareas específicas. Una vez descargado e instalado el programa, para definir nuestras propias macros, deberemos crear un archivo script.

Un fichero de script es un archivo en texto plano que contiene el código necesario para ejecutar una secuencia de comandos. Podemos crearlo simplemente con el Bloc de notas y guardarlo con la extensión .ahk, que es la empleada por el programa AutoHotkey. Otra opción es crearlo a través del menú contextual que crea el programa una vez instalado, mediante clic del botón derecho de ratón > Nuevo > Autohotkey Script.

AutoHotkey

El script se ejecutará una vez que le asociemos una combinación de teclas concreta. El programa dispone de una ayuda muy valiosa a la hora de configurar las acciones que queramos llevar a cabo. En nuestro ejemplo, ejecutaremos un comando para que escriba el texto www.windowsnoticias.com cuando pulsemos las teclas Ctrl+Alt+O. Podéis ver en la ayuda otras combinaciones, ya que son muy sencilla de aplicar y comprender cómo funcionan.autohotkey2

Una vez hayamos escrito el código del script, lo guardaremos y abriremos el convertidor de AutoHotkey. Dentro del propio convertidor deberemos introducir el archivo script que hayamos creado y, justo debajo, la localización donde deseemos guardar el fichero ejecutable como archivo .exe. También podemos definir un icono personalizado para recordar más fácilmente su uso.

AutoHotkey3

A partir de ahora, cada vez que ejecutemos el fichero que hemos creado podremos emplear los atajos que hemos creado con el programa AutoHotkey.

 

Fuente: Omicrono.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *