Diferencias entre HDD y SSD: ¿Cuál es mejor para tu ordenador?

A la hora de elegir un ordenador con Windows 10, podemos elegir el tipo de disco duro que usar en el mismo. Las dos opciones que tenemos son el HDD y el SSD. Seguramente ya os suenen a vosotros, pero a continuación os vamos a hablar sobre estos tipos. De manera que sepáis más sobre ellos y así elegir el que mejor funciona en vuestro ordenador. Las diferencias entre ellos son notables. Por lo que conviene conocerlas.

Os hablamos de forma individual sobre el HDD y el SSD, para que sepáis más y luego para que podáis elegir el que mejor resulta para vuestro ordenador con Windows 10.

Qué es un HDD

Los discos duros, conocidos como HDD (Hard Drive Disk) son un componente en el que almacenar nuestros datos de forma permanente. Los datos no se van a eliminar cuando apagamos dicha unidad. Está compuesto por diversas piezas mecánicas, por eso, en algunos casos se les llama discos duros mecánicos. Usan el magnetismo para grabar tus datos y archivos.

Cuanto más finos son, la grabación es mejor. Además, cuanto más rápido consiguen girar a mayor velocidad se transmiten los datos. La capacidad de almacenamiento de estas unidades puede variar de forma notable de un modelo a otro. Aunque tienen la gran ventaja de que son la opción más económica que nos encontramos en el mercado. Mucho más baratos que la mayoría de los SSD.

Se caracterizan por tener una mayor capacidad de almacenamiento, aunque su consumo suele ser superior al de un SSD. También son algo más pesados, lo que provoca que funcionen con algo más de lentitud, provocando también que Windows 10, que se suele almacenar en el HDD funcione algo lento en algunas ocasiones. Pero son una opción fiable, especialmente por la gran capacidad de almacenamiento que nos dan.

Lo más normal es que el ordenador venga con un HDD por defecto. Aunque en ordenadores más caros, vemos que se apuestan por otros sistemas, en los que se hace uso del SSD.

Qué es un SSD

 

Los SSD (Solid State Drive) o unidades de estado sólido son una alternativa a los HDD tradicionales. La diferencia más importante es que en los discos duroa, los componentes mecánicos se mueven, mientras que en un SSD, los archivos se almacenan en microchips con memorias flash que están interconectadas entre sí.

Suelen hacer uso de memorias flash basadas en NAND, que son no-volátiles, de modo que la información se mantiene almacenada cuando el disco se desconecta. No hay cabezales físicos en este caso para grabar los datos. Incluyen un procesador integrado que es el que se encarga de realizar operaciones de escritura y lectura de datos en todo momento.

En cuanto a diseño y tamaño, los SSD se parecen a los HDD, de modo que entran en las mismas ranuras en los ordenadores. Son un tipo de unidades que destacan por su eficiencia. Ya que son más rápidas que los HDD tradicionales, de modo que nos dan una mejor experiencia de uso, mucho más fluida en todo momento.

Además, el consumo de energía de una SSD es inferior al de un HDD. Algo que al final también vamos a notar en el uso diario de nuestro ordenador con Windows 10. Aunque, hay que reconocer que la capacidad de almacenamiento suele ser inferior en la mayoría de casos. Si bien en la actualidad con soluciones en la nube no es tanto problema, sigue siendo una pequeña limitación para los usuarios. Tampoco podemos olvidarnos del precio.

Ya que los SSD tienen un precio notablemente superior al de los HDD. Así que si viene en un ordenador por defecto, el precio será mayor. También si las compramos por separado son más caras.

¿Cuál de los dos es el mejor?

La verdad es que un SSD nos va a dar un rendimiento mejor y una experiencia de uso mucho más fluida gracias a su velocidad. Algo que sin duda va a favorecer al ordenador en el uso del día a día. Pero depende del uso que vayas a hacer del mismo la opción que tienes que elegir. Ya que las necesidades de cada usuario son diferentes.

Hay usuarios que necesitan una gran capacidad de almacenamiento, en cuyo caso lo mejor es tener un HDD. Pero si lo que te preocupa especialmente es tener un ordenador rápido, entonces debes apostar sin dudarlo por el SSD. Ya que, como os hemos mencionado, la experiencia será mejor en este sentido.

Sin embargo, lo mejor es hacer una combinación de los dos tipos de discos. Una combinación HDD+SSD en tu ordenador es sin duda la mejor solución, que nos va a dar un mejor rendimiento en todos los casos. Instalar el sistema operativo en el SSD para tener un mejor funcionamiento y tener el HDD para almacenar archivos. Una combinación ganadora, combinando lo mejor de las dos opciones. Aunque el precio será notablemente superior en este caso.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

General, Guías y trucos

Graduado en Márketing de Bilbao, viviendo en Ámsterdam. Viajar, escribir, leer y el cine son mis grandes pasiones. Interesado en la tecnología, especialmente en teléfonos móviles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.