Distintas maneras de ejecutar una aplicación en Windows 10

Nuestro ordenador con Windows 10 está lleno de aplicaciones que usamos a diario. Hay aplicaciones que usamos con mayor frecuencia, y otras que no están tan a mano. Por lo que no siempre abrimos una aplicación de la misma manera, algo lógico. La realidad es que tenemos varias maneras diferentes para poder ejecutar una aplicación en nuestro equipo.

Sobre esto os vamos a hablar a continuación. Porque os vamos a mostrar algunas de las maneras que tenemos disponibles en la actualidad para ejecutar aplicaciones en Windows 10. De modo que en función del tipo de aplicación o la frecuencia de uso, encontréis una forma que se ajuste a vosotros.

Puede ocurrir que la manera que usamos habitualmente para ejecutar aplicaciones no siempre funcione. Por eso, es bueno tener otros métodos adicionales, para evitar problemas en caso de que una manera no de el resultado esperado.

Barra de búsqueda

En la parte inferior de la pantalla tenemos la barra de tareas, y la mayoría de usuarios en Windows 10 tiene allí una barra o caja de búsqueda, que pertenece a Cortana. Podemos hacer uso de la misma para ejecutar una aplicación. Simplemente debemos poner el cursor en esta caja de búsqueda y escribir el nombre de la aplicación que queremos ejecutar, o comenzar a escribirlo.

En un par de segundos, nos saldrá una lista con aquellas aplicaciones que coinciden, en caso de que haya más de una. Lo único que tenemos que hacer es pinchar sobre la que queremos ejecutar y en cuestión de unos segundos se abrirá en pantalla. De esta manera ya hemos ejecutado una aplicación en el ordenador. Simple, aunque depende del buen funcionamiento de Cortana en este sentido.

Ventana Ejecutar

Otra manera, que se usa mucho menos, a la hora de abrir aplicaciones en Windows 10 es la ventaja de Ejecutar. Podemos hacer uso de la misma, aunque en este caso debemos conocer el nombre del ejecutable de la aplicación en concreto. Pero, si se trata de una aplicación que usas de forma habitual y te está dando problemas a la hora de ejecutarse, esta puede ser una buena manera para evitar este problema.

Para ello, debemos usar la combinación de teclas Win+R y se abrirá una ventaja de ejecutar del sistema. En la misma debemos escribir el ejecutable de la aplicación que queremos abrir. Al ser un ejecutable, debe terminar siempre de la misma manera “.exe”. Cuando lo hayamos escrito, le damos a aceptar y la aplicación se ejecutará de inmediato.

Administrador de tareas

Otro método que tenemos para ejecutar aplicaciones en Windows 10 es a través del administrador de tareas. Funciona de una manera similar al método que os acabamos de mencionar antes. Para ello, lo primero que tenemos que hacer es abrir el administrador de tareas en el ordenador. Se puede hacer usando la combinación de teclas Ctrl-Alt-Del y seleccionando el administrador dentro de las opciones que nos salen en pantalla.

Cuando lo hayamos abierto, tenemos que pinchar en archivo en la parte superior del administrador. Nos saldrán varias opciones y debemos seleccionar “ejecutar tarea”. Al pinchar en esta nos saldrá en pantalla una ventana de ejecutar, como la que hemos usado antes.

Por tanto, lo que tenemos que hacer ahora es escribir el ejecutable de la aplicación que queremos abrir en Windows 10. Una vez hecho esto, le damos a aceptar y se abrirá dicha aplicación en un par de segundos.

Buscar el ejecutable

Todas las aplicaciones que tenemos instaladas en Windows 10 tienen un archivo ejecutable. No hay ninguna excepción en este sentido. Por eso, podemos buscar el ejecutable de dicha aplicación para así forzar que la aplicación se inicie. Para ello, tenemos que acudir a una ruta concreta, que suele ser la misma en la mayoría de ordenadores. Lo más habitual es que estos ejecutables se encuentren en  C:\Archivos de programa o C:\Archivos de programa (x86).

Generalmente solemos tener el sistema operativo y los archivos instalados en C. Puede que haya usuarios que tengan otra unidad para ello, en este caso, debes acudir a la unidad en la que tienes instaladas las aplicaciones del ordenador. Una vez dentro, simplemente tienes que ir a la carpeta de la aplicación en cuestión y buscar su archivo ejecutable. Lo vas a reconocer porque termina en .exe. Haces doble clic en el mismo y en cuestión de segundos la aplicación comenzará a funcionar.

Usando el menú de inicio

Por último, una manera muy conocida por la mayoría de los usuarios en Windows 10 es usando el menú de inicio. Si pinchamos en el símbolo del menú de inicio, en la parte inferior izquierda de la pantalla, nos sale en pantalla todo el menú, y allí nos encontramos también con las aplicaciones que tenemos instaladas en el ordenador. Por tanto, es cuestión de ir buscando el nombre de la aplicación que queremos abrir.

Se trata de un método conocido, aunque no siempre funciona de la manera deseada. Por eso, hay ocasiones en las que puede que nos veamos obligados a usar otras maneras de ejecutar aplicaciones en Windows 10.



Graduado en Márketing de Bilbao, viviendo en Ámsterdam. Viajar, escribir, leer y el cine son mis grandes pasiones. Interesado en la tecnología, especialmente en teléfonos móviles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.