Todo lo que debes saber sobre el ecualizador en Windows 10

Ecualizador del Windows 10

Un ecualizador para tu sistema Windows 10 es la respuesta adecuada cuando no estás satisfecho con la calidad de sonido que estás percibiendo al reproducir audio en tu ordenador. Si bien esta situación puede solucionarse con unas nuevas bocinas o siendo más extremos, reemplazando la tarjeta de sonido, los ecualizadores resultan la opción más conservadora y económica. En ese sentido, vamos a comentar todo lo que debes saber sobre este apartado del sistema operativo, para que puedas configurarlo sin morir en el intento.

Tener acceso al ecualizador te permitirá personalizar por completo el audio que se reproduce en tu ordenador, a fin de que puedas sacar el mejor provecho del hardware y disfrutar tu contenido multimedia.

¿Cómo encontrar el ecualizador en Windows 10?

Acceder al ecualizador en Windows es bastante sencillo, sin embargo, los cambios que ha tenido la interfaz en sus últimas actualizaciones ha hecho que se sienta un tanto inaccesible. La ausencia del viejo Panel de Control podría confundir a muchos usuarios, no obstante, los pasos son muy simples.

En primer lugar, haz clic derecho sobre el icono de la bocina en la barra de tareas. Justo al lado de la hora.

Abrir Sonidos

Esto desplegará un menú de opciones, ingresa en «Sonidos».

Opción "Sonidos"

Es de resaltar que hay varias formas de ingresar a este apartado, en ese sentido, también puedes ir al Menú Inicio y escribir la palabra Sonidos para que aparezca el icono.

Abrir sonidos en menú inicio

Una alternativa adicional es presionar la combinación de teclas Windows+R y escribir el comando control mmsys.cpl sounds para luego presionar Enter.

Abrir sonidos desde Ejecutar

De inmediato, se mostrará una pequeña ventana con varias pestañas. Dirígete a «Reproducción».

Ventana Reproduccion

Ahí verás todos tus dispositivos de reproducción, haz click derecho encima del que está en uso en este momento y luego selecciona «Propiedades».

Dispositivo de reproducción

Un tip para saber cuál es el dispositivo en uso, es reproducir cualquier material con audio e identificar el medidor que se activa justo al lado.

Identificar dispositivo de reproducción

Al hacer click en la opción «Propiedades», se desplegará una nueva ventana con todos los controles para configurar el audio que sale desde el dispositivo en cuestión. Dirígete a la pestaña «Mejoras» y encontrarás un recuadro con todas las alternativas para potenciar el sonido que ofrece tu tarjeta.

Ahí encontrarás el ecualizador, haz click y de inmediato se mostrará con todas sus perillas.

Abrir ecualizador

 

¿Por qué no encuentro la opción Ecualizador?

Es probable que al ingresar en la pestaña «Mejoras» de tu dispositivo de reproducción, encuentres algunas opciones, pero no la de ecualizador. Esto se debe a un detalle importante que debemos resaltar y es que Windows 10 no cuenta con un ecualizador general de forma nativa. La opción ecualizador que encontramos siguiendo el proceso anterior, no son más que las alternativas de mejora que ofrece la tarjeta de sonido. En ese sentido, dependerá completamente de esta pieza de hardware, que lo encuentres o no en tu sistema.

Tarjeta sin ecualizador

Esto no quiere decir que sea imposible ecualizar el audio, puesto que, en caso de que tu tarjeta de sonido no tenga la opción, el sistema operativo ofrece uno en Windows Media Player.

Ecualizador Windows Media Player

La única condición es que debes usar esta aplicación para reproducir el contenido multimedia que quieres ver y escuchar.

¿Qué hacer si no tienes ecualizador en tu Windows 10?

La primera alternativa que podemos recomendar es que centralices la reproducción de contenido multimedia en aplicaciones como VLC o Kodi. Tomando en cuenta que, soportan la transmisión de video desde las plataformas más populares, además de los diferentes formatos con los que son compatibles, podrías reproducir todo desde ahí y ocupar sus opciones de ecualización.

Por otra parte, existe un amplio mercado de ecualizadores gratuitos que podemos instalar en el sistema, a fin de controlar todo el audio, sin importar donde se reproduzca. Un par de opciones que podemos recomendar:

FxSound

FxSound una aplicación muy completa para potenciar la calidad y el nivel del audio que reproduces en Windows 10. Ofrece un ecualizador multibandas con 9 perillas para controlar las frecuencias bajas, medias y altas. Adicionalmente, cuenta con perillas orientadas a la fidelidad del sonido, efectos de ambiente y 3D Surround, además de un potenciador de bajos.

De esta forma, tendrás una aplicación que te permitirá incluso aumentar el volumen del sistema más allá de su límite. Algo especialmente útil cuando nuestras bocinas o auriculares no suenan lo suficientemente fuerte.

DeskFX Audio Enhancer Software

Alternativa ecualizador DeskFX

NCH Software es una compañía que siempre ha destacado por crear todo tipo de utilidades para mejorar procesos y resultados en muchas actividades y apartados de Windows. En el área de sonido cuenta con DeskFX Audio Enhancer, una herramienta muy completa para todo lo relacionado con la configuración del audio en Windows. Aunque cuenta con un ecualizador que podemos usar fácilmente, también ofrece opciones para transformar el sonido a nuestro antojo. De modo que, se trata de una alternativa que puede adaptarse a las necesidades más avanzadas.

El ecualizador multibandas tiene 21 perillas que te permitirán ser muy preciso a la hora de abordar frecuencias determinadas. Por último, resultan muy interesantes los presets incorporados, que te darán diferentes colores para sacar el máximo provecho al tipo de audio que reproduces.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.