Cómo evitar que cambien el puntero del ratón en Windows 10

Hace unas semanas, mi compañera Conchi publicó un artículo en el que os mostraba como podemos personalizar el puntero de nuestro ratón, ideal para todos aquellos usuarios que les gusta cambiar periódicamente, no solo el icono del ratón, sino también el reloj de Ocupado, trabajando en segundo plano… Si el PC que utilizamos habitualmente es compartido por varios usuarios es más que recomendable que crear diferentes cuentas de usuario para que cada una de las personas pueda personalizar como le venga en gana tanto su escritorio como la estética del mismo. Pero puede tengamos niños pequeños y crear una cuenta de usuario no sea motivo suficiente como para complicarle la vida a la hora de acceder a nuestro PC.

Si no disponemos de diferentes cuentas de usuarios en nuestro PC, es probable que no queramos que los más pequeños de la casa, se pongan a experimentar y cada dos por tres modifiquen los iconos del puntero del ratón. Afortunadamente podemos entrar en el registro de Windows para evitar que cualquier persona que tenga acceso a nuestro PC pueda personalizar a su gusto los diferentes iconos que se muestran en nuestra versión de Windows.

Bloquear el acceso a los punteros del ratón para modificarlos

Nuevamente tenemos que acceder al registro para poder evitar cambios no deseados en el puntero de nuestro ratón. Para ello nos dirigimos hasta el cuadro de búsqueda de Cortana y escribimos Regedit y lo ejecutamos. A continuación nos dirigimos hasta la siguiente ruta:

HKEY_CURRENT_USER\SOFTWARE\Policies\Microsoft\Windows

Si anteriormente no hemos accedido a este apartado, tendremos que crear un nuevo valor DWORD de 32 bits con el nombre NochangingMousePointers. A continuación nos dirigimos hasta Información de valor e introducimos el valor 1 en base Hexadecimal. A continuación reiniciamos y nos dirigimos hasta las propiedades del ratón, donde a partir de ahora ya no se mostrarán las propiedades del puntero, pestaña con la que podíamos modificar los iconos del mismo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *