Cómo formatear un pendrive sin programas en Windows

Pendrive

En la actualidad, si bien es cierto que poco a poco el uso de los pendrives, lápices de datos o memorias USB y, en general de los diversos soportes físicos externos está cayendo en picado debido principalmente a las ventajas que aporta trabajar en la nube, lo cierto es que siguen siendo útiles para muchas personas, y aún se siguen utilizando.

Sin embargo, es posible que en algún determinado momento hayas querido restaurar a datos de fábrica tu pendrive, es decir, formatearlo de cero, con lo que quedarían eliminados todos los archivos del mismo y podrías darle una nueva vida a tu dispositivo. Esto es algo que Windows permite lograr fácilmente de forma nativa si así lo deseas, para lo que únicamente necesitarás seguir unos sencillos pasos.

Así puedes formatear un pendrive en Windows sin instalar nada

Tal y como comentábamos, en este caso si bien es cierto que existen multitud de herramientas de terceros que permiten realizar esta y otras tareas similares, lo cierto es que aquí nos vamos a basar en el método tradicional de Windows, gracias al cual podrás formatear tu pendrive de una forma muy rápida y sencilla.

Para ello, en primer lugar deberás conectar tu pendrive al puerto correspondiente (en muchos casos la entrada USB) de tu equipo y, una vez que lo detecte, acceder al explorador de archivos, concretamente a la sección de equipo. A continuación, tendrás que localizar cuál es la unidad externa sobre la que deseas actuar, en este caso tu pendrive, y hacer clic con el botón derecho del ratón sobre el mismo. Después, te aparecerá un menú secundario con diversas opciones, entre las que deberás seleccionar “Formatear…”.

Artículo relacionado:
Cómo quitar la protección contra escritura de un USB

Formatear un pendrive en Windows

Cuando hagas esto, te aparecerá un cuadro de información con diversas opciones a elegir. A continuación te detallamos cada una y te ayudamos a elegir fácilmente:

  • Capacidad: en la mayoría de los casos, te aparecerá una única opción correspondiente con la capacidad completa del pendrive sin datos. Es importante que selecciones la misma dado que de no hacerlo la partición de la unidad no se registrará correctamente, dejando espacio inutilizable.
  • Sistema de archivos: aquí tendrás diversas opciones, entre las que puedes elegir la que más te convenga en tu caso. Si lo tienes claro, elige la que desees, y si desconoces las opciones, te recomendamos que elijas una de las siguientes:
    • NTFS: si solo vas a utilizar tu pendrive con equipos que tienen una versión moderna de Windows instalada, puesto que te brindará un mejor rendimiento y más opciones así como características que no están disponibles en otros formatos.
    • FAT32: en el caso de que también vayas a utilizar tu pendrive con otros equipos que no sean Windows (por ejemplo un Mac o un dispositivo Android), dado que de esta forma se podrán acceder a los archivos desde otro sistema operativo también.
  • Tamaño de unidad de asignación: lo más sencillo es que selecciones la opción llamada “Tamaño de asignación predeterminado”, pues de esta forma directamente Windows se encargará de elegir el adecuado para tu pendrive. De igual forma, si lo tienes claro puedes seleccionarlo manualmente.
  • Etiqueta del volumen: puedes introducir un texto determinado, dejarlo vacío o lo que prefieras. Define el nombre con el que una vez formateado aparecerá tu pendrive en los equipos a los que decidas conectarlo, porque será tu propia elección.
  • Formato rápido: deberás marcar la opción para acelerar los tiempos, salvo en casos específicos como la posibilidad de que dicho pendrive contenga una amenaza de seguridad o similares, en los que sería recomendado no marcarlo para que el formateo sea más exhaustivo.
Artículo relacionado:
Los 10 mejores atajos para Windows 10

Una vez hecho esto, ya tan solo te quedará seleccionar la opción de “Iniciar”. A continuación, te aparecerá una pequeña alerta para recordarte que todos los datos de tu pendrive serán eliminados al formatearlo, para lo que tan solo deberás aceptar el aviso y comenzará el formateo. En cuestión de segundos, debería aparecerte una nueva alerta indicando que el disco ha sido formateado, y en cuanto suceda ya podrás volver a usarlo con total normalidad.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.