Cómo medir el rendimiento de nuestro disco duro en Windows

solucionar-problemas-disco-duro

Conforme pasa el tiempo, los discos duros van perdiendo rendimiento y se van volviendo más lentos. Los discos duros tienen unas horas y ciclos antes de dejar de funciona por completo. Cuando los discos duros comienzan a fallar, en la mayoría de casos no se puede volver a recuperar la información, sobre todo la que estaba alojada en sectores defectuosos, de ahí que siempre os recomendemos realizar copias de seguridad de toda la información que sea sensible, como fotografías y vídeos familiares al igual que los archivos con los que solemos trabajar a diario, para evitar que si nuestro disco duro deja de funcionar podamos perder información muy preciada.

Pero cuando un disco duro deja de funcionar como cuando lo compramos no significa que se acerque la hora de su muerte, sino que simplemente puede verse debido a la gran cantidad aplicaciones que hemos instalado. Desgraciadamente Windows no gestiona bien el registro cada vez que instalamos una aplicación y con el tiempo el funcionamiento de nuestro disco duro comienza a ralentizarse dando síntomas de que algo está fallando. En esos casos tenemos en primer lugar que descartar que sea un fallo del disco duro el que está ocasionando esos problemas.

Para ello podemos hacer uso de una aplicación que funciona bajo línea de comandos llamada Dskspd, una aplicación gratuita que funciona en todas las versiones de Windows y con el que vamos a poder comprobar el rendimiento de lectura y escritura, la velocidad de escritura y lectura, latencia de lectura… todos los datos que nos pueden dar a entender que hay algo que está fallando en el disco duro.

Para poder entender si los datos que nos ofrece la aplicación son normales debemos consultar la documentación que nos ofrece la página web desde donde podemos descargar la aplicación, enlace situado más arriba. Si los resultados que obtenemos son acordes a la normalidad y si queremos volver a que nuestro disco duro vuelva a funcionar, tan solo tenemos que formatear nuestro disco duro y volver a instalar la versión de Windows que utilicemos en nuestro ordenador de forma habitual.


Categorías

Software

Ignacio Lopez

Desde que llegó a mis manos mi primer PC a principios de los 90, he sido siempre un usuario fiel de todas las versiones que Microsoft ha lanzado... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *