Mejora el rendimiento de Windows 10 con estos tres consejos

Windows 10 se ha caracterizado desde su primera versión, por ser un sistema operativo que funciona muy bien prácticamente en cualquier PC, aunque sus recursos no sean  muy elevados. Lo que está claro es que milagros no puede hacer, y si nuestro equipo tiene unos cuantos años podemos ayudar a Windows 10 para que nuestra experiencia de usuario sea mejor. 

Windows 10 es capaz de funcionar con tan solo 2 GB de memoria RAM aunque si queremos un rendimiento mejorado podemos pensar el ampliar la memoria hasta los 4 GB. Otro de los cambios que podemos hacer para mejorar el funcionamiento de nuestra copia de Windows 10 es cambiar nuestro disco duro por un SSD, un cambio espectacular en cuanto a rendimiento y velocidad.

Pero si no tenemos pensado invertir dinero en nuestro ordenador, podemos optar por realizar unos simples cambios que mejorarán el rendimiento para que la experiencia de usuario sea completamente diferente a la que nos ofrece en la actualidad.

Mejorar rendimiento de Windows 10 en equipos antiguos

Alto rendimiento

De forma nativa, un ordenador de sobremesa está configurado para que siempre nos ofrezca el maximo rendimiento. Si embargo, en un portátil, suele estar configurado para que nos ofrezca una potencia razonable para que dure la batería y el rendimiento sea bueno. Si solemos tener el portátil conectado, debemos dirigirnos hasta el icono de la batería y mover la barra de rendimiento hasta la derecha, seleccionado Alto rendimiento, para exprimir el máximo de potencia que nos pueda dar el equipo sin preocuparnos de la batería

Desactivar las animaciones

Las animaciones son una parte fundamental de todos lo sistemas operativos, ya que son los encargados de mostrar la fluidez del equipo  si el equipo anda corto de recursos y no queremos ver como las animaciones al abrir o cerrar ventanas o menús, nos arruinan nuestra experiencia, debemos proceder a desactivarlas.

Eliminar archivos de arranque no necesarios

Cada vez que encendemos nuestro PC, el sistema tiene asignados una serie de aplicaciones que debe ejecutar. La aplicaciones que no son necesarias para el sistema, pero que nos ayudan en ocasiones que el funcionamiento sea un poco más fluido, se encuentran en el menú de Inicio, y podemos eliminarlas sin que para ello, se vea afectado la integridad del sistema.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print


Desde que llegó a mis manos mi primer PC a principios de los 90, he sido siempre un usuario fiel de todas las versiones que Microsoft ha lanzado al mercado de Windows

2 comentarios

  1.   Carlos dijo

    Trucos de Windows 95, así que nada nuevo. Le ha faltado decir lo de desfragmentar el disco… hubiese sido ya el órdago a grande.

    1.    Ignacio Lopez dijo

      Es lo que siempre funciona, excepto desfragmentar el disco duro, que ya no hace falta con Windows 10.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.