Ordenadores al por mayor, la mejor opción para empresas

oficina con ordenadores

El lanzamiento de un nuevo sistema operativo suele ser, en la mayoría de ocasiones, motivo más que suficiente para renovar los equipos informáticos de una empresa, sobre todo si llevan muchos años en funcionamiento y con la nueva versión de Windows ha comenzado a mostrar síntomas de envejecimiento.

Afortunadamente desde Microsoft (si no tenemos en cuenta Windows Vista), saben hacer este de transiciones para los equipos que en ese momento ejecutan la versión de Windows anterior a la que se lanza, puedan actualizarse sin ningún tipo de problemas y puedan durar otra generación más.

Cuándo renovar los equipos de una empresa

Antes de renovar los equipos informáticos de una empresa, debemos tener en cuenta, no solo que nos saldrá más económico optar por ordenadores al por mayor, sino que antes de realizar esa inversión (que dependiendo del número de equipos puede llegar a ser muy elevada) si hay alguna forma podemos seguir alargando la vida de los equipos.

Antes de plantearnos alargar la vida de nuestros equipos informáticos, debemos plantearnos si realmente merece la pena. Un equipo con más de 10 años no merece la pena actualizar, ya que aunque notemos mejoras de rendimiento, el cambio será mínimo. Si por el contrario, los equipos tienen entre 5 y 10 años (dependiendo de su procesador) si merece la pena estudiar alarga la vida.

Aquí nos preguntamos ¿Es posible alargar la vida de un equipo informático?

Cambiando el HDD por un SSD

HDD

Los discos duros tradicionales, los HDD son mecánicos y su funcionamiento es muy similar al de los tocadiscos, donde una aguja se desplaza a lo largo de un disco físico, disco donde se registra toda la información que copiamos, la información de la aplicaciones, además de borrar, mediante el mismo proceso, los archivos que eliminamos.

Todos los procesos de lectura y escritura se realizan de esta forma a un máximo de 7.400 rpm. Con la llegada de los discos sólidos, conocidos como SSD, la velocidad de escritura es infinitamente más rápida al igual que el proceso de lectura, ya que el contenido se almacena en formato digital, al igual que las tarjetas de memoria de los móviles o cámaras.

Donde más se nota el cambio de un HDD a un SSD lo encontramos en el tiempo de arranque del equipo además del tiempo que tardan en ejecutarse las aplicaciones. El tiempo de acceso y de apertura de archivos es más rápido pero apenas inapreciable en archivos de pequeño tamaño.

A partir de 30 euros podemos encontrar discos duros sólidos (SSD) por ejemplo en Amazon de 256 GB, espacio más que suficiente para cualquier empresa que trabaje habitualmente con archivos de texto, hojas de cálculo o incluso presentaciones, sobre todo si también trabajan con un servicio de almacenamiento en la nube.

Ampliando la memoria RAM

memoria RAM

La memoria es otro de los componentes de un ordenador que podemos reemplazar por una de mayor cantidad. La memoria es como el azúcar: cuando más azúcar (más memoria) más dulce (más rápido funcionará el equipo).

No hay que confundir memoria RAM con espacio de almacenamiento. Mientras que el espacio de almacenamiento es el destinado a guardar información en el equipo (documentos, programas, películas, música…) la memoria RAM es la la carretera que necesitan el equipo para que la información circule. Cuanta más memoria tenga el equipo, más grande será la carretera, por lo que podrá circular más información / coches en menos tiempo.

A diferencia de un disco duro (podemos utilizar uno de cualquier tamaño) en el caso de la memoria tenemos que utilizar un módulo de memoria que tenga las mismas especificaciones que la de encuentra instalada u otra que sea compatible y que funcione a la misma velocidad.

Al ser un cambio más complejo (al menos puede parecer inicialmente) no lo es si el equipo no es muy antiguo, ya que tan solo tenemos que extraer el módulo de memoria y mirar tanto el tipo que es (DDRX donde X es un número) y las 3 cifras que se muestran que representa la máxima velocidad de funcionamiento en MHz.

Con esa información podemos acudir a cualquier estableciendo informativo o nuevamente a Amazon, donde vamos a encontrar una mayor variedad de opciones.

Nada más

No hay ningún otro componente del ordenador que se pueda reemplazar con facilidad sin que el resto de componentes se puedan ver afectados al no ser compatibles, como puede ser el caso de la memoria y el procesador

Podríamos contemplar reemplazar la placa base, el problema es que eso implica también cambiar el procesador, y requiere que desmontemos por completo todos los componentes del ordenador por no contar con el gasto extra que supone, el tiempo que los equipos están parados, volver a instalar todas las aplicaciones, configurar todos los periféricos y componentes…

Qué debemos tener en cuenta a la hora de renovar los equipos de una empresa

Comprar ordenadores por lotes

Dell, Acer, Lenovo, Samsung… son algunas de las empresas que más equipos informáticos lanzan al mercado todos los años, equipos que cubren todas las necesidades. El problema al que nos enfrentamos a la hora de renovar los equipos de una empresa tiene un solución muy sencilla.

La mejor opción es optar por ordenadores al por mayor, preferiblemente en empresas que nos ofrezcan una serie de equipos ya configurados y/o que nos permitan configurar los equipos para adaptarlos a nuestras necesidades.

Además, al comprar por lotes, el precio final siempre será más reducido que si optamos por comprar equipos de forma individual, aprovechando ofertas puntuales ya que al final lo barato sale caro. Siempre es recomendable, de cara a la productividad de una empresa, que el proveedor de todos los equipos informáticos sea el mismo.

Otro aspecto que debemos tener en cuenta cuando renovamos los equipos son los monitores. Los monitores de mayor tamaño permiten incrementar la productividad al permitir tener varias aplicaciones abiertas en la pantalla evitando tener que ir cambiando entre aplicaciones.

Si la empresa que gestiona los equipos informáticos nos ofrece también la posibilidad de renovar los monitores por lotes, incluso también impresoras, siempre vamos a poder obtener un mejor precio. Actualmente, los monitores que mejor relación calidad-precio para utilizar en oficinas, es el de 24 pulgadas, monitores que han reducido su precio mucho estos últimos años y que podemos encontrar por menos de 100 euros con muy buenas prestaciones.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.