Para qué sirven los escritorios de Windows y cómo sacar el máximo partido a esta función

ordenador-pc

En el rápido mundo digital en el que vivimos a día de hoy, la multitarea se ha convertido en una habilidad esencial que puede ayudarnos a realizar varias tareas de forma más eficiente y optimizar nuestro tiempo de trabajo. Dada la cantidad de aplicaciones y tareas que manejamos a diario, a menudo encontramos problemas para mantener la atención y el foco donde debemos. Es aquí donde los escritorios de Windows aparecen como una herramienta crucial para aprovechar correctamente nuestro tiempo. Los escritorios ofrecen una solución para poder organizar nuestras aplicaciones y ventanas en espacios virtuales separados. Bien porque necesites separar tus tareas laborales y personales o simplemente concentrarte en una terea específica sin distracciones y mantener tu foco de trabajo, esta herramienta de Windows puede ayudarte y servirte para mejorar tu productividad y eficiencia.

En este artículo exploraremos qué son exactamente los escritorios de Windows, las ventajas que ofrecen y estrategias prácticas que puedes comenzar a utilizar para sacar el máximo partido a esta función de Microsoft. Da igual que nunca los hayas utilizado, ya que te daremos consejos básicos para que los manejes correctamente y técnicas avanzadas que harán que los escritorios de Windows se conviertan en una herramienta prácticamente indispensable en tu día a día digital.

¿Qué son los escritorios de Windows?

Los escritorios de Windows son una función incluida en Windows 10 y versiones superiores de este sistema que te permite crear múltiples escritorios virtuales en tu PC. Cada escritorio puede tener abiertas distintas aplicaciones y ventajas, por lo que podrás organizar tu trabajo de una forma mucho más ordenada y productiva. Esto sin duda es una gran ventaja si trabajas con distintas aplicaciones o ventanas al mismo tiempo, ya que podrás pasar de un escritorio a otro en el momento que quieras para centrarte en la tarea que vas a realizar. También resulta muy útil si deseas diferenciar claramente tus tareas del trabajo en un escritorio, y actividades lúdicas o recreativas más centradas en el entretenimiento como las redes sociales, evitando así perder el tiempo.

Ventajas de utilizar escritorios en Windows

escritorios

Ahora que ya sabemos qué son los escritorios de Windows, vamos a comentar las principales ventajas que tiene su uso, especialmente centrándonos en nociones de productividad y eficiencia de trabajo.

Organización y productividad

Sin duda una de las principales ventajas de los escritorios de Windows es su capacidad para mejorar la organización y productividad de todas las tareas que lleves a cabo. En lugar de tener todas las aplicaciones y ventanas abiertas en un solo escritorio, esta herramienta permite distribuirlas en diferentes escritorios, agrupándolas según su prioridad o tarea. Gracias a esto podrás cambiar de escritorio fácilmente para centrarte en una u otra terea, reduciendo al máximo las distracciones.

Privacidad

Con los escritorios de Windows podrás crear espacios destinados a la privacidad y aspectos más personales o confidenciales, y otros destinados a tareas que requieren más concentración para minimizar las interrupciones y mantener la atención en la tarea que estás llevando a cabo. Además, esto también supone una ventaja en cuanto a seguridad y privacidad del usuario.

Personalización

Esta función de Windows ofrece gran capacidad de personalización ya que puedes ajustarlos a tu gusto y dividir las tareas en distintos escritorios. Tienes la posibilidad de abrir las aplicaciones o ventanas que desees en cada una de ellas y poder cambiar fácilmente de uno a otro. Además, una función muy destacada es que puedes asignar a cada uno de ellos un fondo de pantalla distinto para identificarlos rápidamente.

Planificación y gestión del tiempo

Portátil

Una de las claves para aprovechar esta herramienta es integrarlo en tu rutina de trabajo y mantener siempre los escritorios ordenados para ahorrar tiempo. Por ello, es recomendable dedicar tiempo al final de cada día para organizar los escritorios y planificar la siguiente sesión de trabajo para empezar con un enfoque mucho más claro.

Cómo sacar el máximo partido a los escritorios de Windows

A continuación comentaremos algunos trucos o atajos que puedes utilizar para aprovechar al máximo esta herramienta de Windows y optimizar tu tiempo de trabajo.

Creación de escritorios

Para crear un nuevo escritorio en Windows 10 simplemente tendrás que utilizar el comando «Windows + Tab» para abrir la vista de tareas y seleccionar la opción «Nuevo escritorio«. Una vez hecho esto se creará este nuevo espacio. Para gestionar los escritorios abiertos y pasar de uno a otro tendrás que ejecutar este mismo comando.

Atajos de teclado

ordenador

Los atajos de teclado son una forma rápida para controlar los escritorios que tienes abiertoa.  Aquí te mostramos algunos de los más útiles:

  • Para crear un nuevo escritorio directamente puedes utilizar el comando «Windows + Ctrl + D«.
  • Para cambiar entre escritorios: «Windows + Ctrl + Flecha izquierda/derecha«.
  • Para cerrar el escritorio actual: «Windows + Ctrl + F4«.

Aplicaciones y herramientas adicionales

A raíz de la aparición de los escritorios se han diseñado aplicaciones y herramientas para mejorar la experiencia de uso con este tipo de herramientas. Algunas de las que puedes empezar a utilizar son «Windows Desktops«, que te permitirá crear hasta cuatro escritorios adicionales, y «Dexpot» que ofrece funciones avanzadas para ir mucho más rápido en tus tareas.

Consejos avanzados para escritorios

Cuando ya domines por completo las funciones básicas de los escritorios de Windows podemos avanzar e ir un paso más allá en cuanto a productividad y eficiencia se refiere. Aquí incluiremos configuraciones más avanzadas y compatibilidad con aplicaciones de terceros para que tu ordenador se convierta en un auténtico centro de gestiones.

  • Automatización de tareas: Con escritorios de Windows puedes automatizar acciones o tareas utilizando herramientas asociadas como «AutoHotkey«, seleccionando aplicaciones para que se inicien de forma simultanea en distintos escritorios u otras acciones conjuntas.
  • Integración de escritorios con otras funciones: Podemos utilizar esta función de escritorios con otras herramientas del sistema operativo para sacar el máximo partido a ambas. Por ejemplo organizar las ventanas con «Snap Assist» o utilizar el modo tableta en ordenadores con pantalla táctil.
  • Configuraciones avanzadas: Algunas aplicaciones de terceros permiten realizar configuraciones específicas para abrir determinadas ventanas en uno u otro escritorio y guardar esta configuración para usos posteriores.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.