¿Qué hacer cuando el ordenador no arranca?

ordenador no arranca

Todos estamos acostumbrados a utilizar nuestros ordenadores de manera habitual, para trabajar o para ocio. Pero a veces, nos pueden fallar cuando más los necesitamos. ¿Qué hacer cuando el ordenador no arranca? Se enciende, pero parece que no hay respuesta y el sistema operativo no se inicia. Una situación frustrante.

Es importante distinguir el hecho de que Windows no arranque de un problema con el encendido físico del ordenador que puede estar relacionado con el fallo de algún componente de hardware, como la fuente de alimentación, o incluso un botón defectuoso. En esos casos, lo mejor que se puede hacer es acudir a alguna tienda de reparación de ordenadores.

Aunque Windows es un sistema operativo cada vez más fiable, no está exento completamente de problemas. Uno de ellos es no poder iniciarse en el momento de encender el ordenador. Antes de intentar nada, no está de más probar con el viejo truco de apagar y volver a encender el equipo, un método simple que resuelve nuestros problemas la mayoría de las veces.

En resumen, se puede afirmar que este error puede tener muchas y diferentes causas, pero afortunadamente existen soluciones para casi todas ellas. Lo más recomendable es probarlas una a una siguiendo escrupulosamente el orden en el que la presentamos a continuación:

Revisar cables y suministro eléctrico

cable conexión PC

Si se trata de un ordenador de mesa, esto es lo primero que debemos hacer: comprobar que el PC está recibiendo el suministro eléctrico necesario para funcionar. Muchas veces obviamos estos aspectos básicos y nos complicamos cuando en realidad el problema se puede resolver fácilmente. Hay que descartar estas causas probando diferentes cables y enchufes.

Un caso muy común (le puede pasar a cualquiera) es que el cable del monitor no esté bien conectado, con lo cual no veremos nada en pantalla, aunque el ordenador sí haya arrancado con normalidad.

Desconectar dispositivos externos

Es probable que algún dispositivo externo conectado a nuestro ordenador esté interfiriendo en el momento del arranque. Esta es otra de las cosas que debemos probar: desconectar todo e intentar el arranque de nuevo. Si, tras hacer esto, el problema ha desaparecido, habremos identificado su origen.

Arranque en modo seguro

modo seguro windows 11

Cuando resulte imposible iniciar nuestro ordenador desde Windows, siempre nos quedará la posibilidad de probar con un arranque en modo seguro. En esta entrada te explicamos cómo hacerlo paso a paso. Una vez que hayamos podido acceder a Windows en modo seguro, será más fácil detectar el problema y ponerle remedio.

Muchas veces el origen de error está en un nuevo programa que hemos instalado recientemente, en errores de actualización y situaciones similares.

Hasta aquí hemos referido una serie de problemas y soluciones que están a alcance de cualquier usuario medio. Los siguientes consejos y comprobaciones solamente los recomendamos a personas con conocimientos técnicos un poco más elevados. De lo contrario, corremos el riesgo de cometer u error y empeorar la situación:

Comprobar la fuente de alimentación

Cuando estamos seguros de que el ordenador recibe corriente eléctrica y que no hay ningún dispositivo externo interfiriendo en el proceso de arranque, hay que «abrir el vientre» de nuestro ordenador y revisar que el cable de la fuente de alimentación se encuentre bien conectado. A veces es necesario sustituir el cable por uno nuevo.

Además de esto, es necesario también revisar las conexiones que van de la fuente de alimentación a la placa base. En realidad, ahí suele estar el origen de muchos de los errores de conexión que hacen que nos encontremos con que el ordenador no arranca. Nos referimos a la conexión ATX de 24 pines, al conector EPS/CPU y a los pines de la caja (HDD+, LED, POWER SW y RESET SW). Todo debe estar en su sitio para que el equipo arranque sin problemas.

Revisar conexiones y estado de la memoria RAM

Memoria RAM

Este es el siguiente paso en nuestra lista de comprobaciones. A menudo sucede que la memoria RAM no está bien conectada o bien tiene algunos de sus slots dañado. Si es así, siempre podemos probar a cambiarla de ubicación o bien asegurarnos de que las conexiones se encuentran acopladas de manera correcta.

Daños en la placa base, CPU, etc.

Una vez descartado todo lo anterior, si nuestro ordenador no arranca a pesar de todo, solo cabe deducir que el problema se encuentra en la placa base. Es muy probable que esta se encuentre dañada. Una forma de estar seguros de que esta es la causa del problema es conectar un comprobador de placa base al equipo mediante USB y dejar que este haga un diagnóstico de la situación.

Dependiendo de los resultados, podremos decidir si se puede hacer algo con ella o simplemente ha llegado la hora de remplazarla por una nueva.

Lo mismo se puede decir cuando los problemas estén originados en una CPU o tarjeta gráfica dañada o defectuosa.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.