Qué hacer si Windows no detecta el dispositivo USB

Una situación a la que seguro de te has enfrentado en alguna ocasión. Conectas un dispositivo mediante USB a tu ordenador Windows, pero te sale en pantalla un aviso que dice que el ordenador no reconoce o detecta dicho dispositivo. Es una situación que a la mayoría nos ha ocurrido en alguna ocasión. Además de ser molesto, muchas personas no saben realmente lo que tienen que hacer en dicho caso.

Por eso, es bueno conocer lo que este fallo en Windows significa. Además de poder consultar algunas soluciones al mismo. De manera que si en alguna ocasión nos pasa esto, podamos tomar cartas en el asunto y solucionar dicho fallo.

Qué significa este fallo

Lo habitual en este caso, al menos como dicen desde Microsoft, es que haya un fallo en el controlador del chipset. Se trata del encargado de realizar la conexión entre el ordenador y el USB que conectes al mismo. Pero si hay un fallo en el controlador, entonces deja de funcionar y no resulta posible tener dicha conexión.

Es posible que se trate de un fallo como tal en el controlador o driver. Aunque puede pasar que Windows no haya lanzado la actualización para el mismo, de modo que hay un problema en su funcionamiento o de compatibilidad. El origen del fallo en dicho sentido puede ser bastante amplio. Así como las soluciones ante esta situación lo son.

Aunque no hay que descartar que el fallo esté en el propio USB. Por eso, si conectamos otros dispositivos USB a nuestro ordenador Windows usando dicho puerto, y funciona bien, sabemos que el fallo no es del puerto o del driver. Pero lo más habitual es que sea el controlador la causa del mismo.

Actualizaciones

Lo primero en este caso es buscar si hay actualizaciones para los drivers. En Windows 10 podemos usar Windows Update en todo momento en este sentido, de modo que veamos si hay alguna nueva versión, que por casualidad no hemos recibido. Además, se pueden usar también aplicaciones en este sentido, que permiten tener acceso a dichas actualizaciones para los drivers.

Como el fallo más habitual suele ser este, una vez se haya actualizado dicho driver en Windows, se debería poder conectar el dispositivo USB al ordenador con normalidad. Por eso, prueba a hacerlo cuando hayas actualizado ya el equipo o el driver en cuestión. Lo normal es que funcione bien de nuevo.

Windows 10

También podemos actualizar los drivers desde el administrador de dispositivos, introduciendo el nombre en la barra de búsqueda en el menú de inicio. Se abrirá entonces una ventana en la pantalla, donde salen los controladores del ordenador. Entonces, tenemos que buscar en dicha lista aquel USB que esté dando problemas en este momento. Cuando lo hayamos localizado, hacemos clic derecho con el ratón sobre el mismo y saldrá un menú contextual. De las opciones que nos salen en pantalla, tenemos que pulsar en actualizar controlador.

Lo que esto hace es forzar a Windows a que busque actualizaciones para dicho driver que no funciona bien. De manera que tendremos nuevamente acceso a una actualización. Es probable que haya casos en los que haya que recurrir a esta opción si Windows Update no ha funcionado bien, que podría pasar en algunos casos. De modo que sino se obtiene dicha actualización, entonces tenemos que recurrir a este método. No es para nada complicado, por lo que todos podrán hacer uso del mismo en caso de que sea necesario.

Por supuesto, siempre puedes probar a reiniciar el ordenador, en caso de que veas que conectar un USB a Windows da fallos. Hay veces en las que puede que haya algún proceso que no funciona bien y entonces mediante este sistema se hace que todos los procesos terminen y todo vuelva a empezar de nuevo, funcionando con normalidad. Aunque lo más importante en estos casos suele ser tener los drivers actualizados. Evita muchos problemas y fallos de funcionamiento.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.