Qué hacer si Windows no reconoce el disco duro externo

Disco duro externo

Los sistemas de almacenamiento externo o discos duros son, sin duda, una herramienta fundamental para poder mantener nuestros archivos más preciados en un sitio seguro, o bien crear copias de seguridad, y poder llevarlos a cualquier sitio fácilmente. Además, gracias a que cuentan con un gran espacio de almacenamiento, también resultan muy útiles para transferir archivos desde nuestro ordenador y, así, poder vaciar el almacenamiento del mismo para optimizar mucho más el rendimiento de nuestro PC. Por ello, si aún no dispones de un un disco duro externo, te aconsejamos que tengas en cuenta esta opción para liberar espacio en tu ordenador y poder almacenar todos tus datos en un mismo dispositivo.

Sin embargo, si has entrado aquí es porque tienes problemas de conexión entre el disco duro y tu ordenador. Este es un problema bastante más frecuente de lo que puedes pensar, pero no tendrás que preocuparte ya que podemos ayudarte a solucionarlo con unos sencillos consejos que vamos a darte a continuación para que no pierdas los datos almacenados.

¿Cómo comprobar que Windows no reconoce el disco duro externo?

Existen muchos motivos por los cuales Windows podría no reconocer tu disco duro, por lo que en este artículo analizaremos las principales causas. Lo primero que debemos comprobar es dónde se encuentra el problema de conexión, en nuestro ordenador, en el disco duro o en la entrada USB.

Problemas de conexión del disco duro

Disco duro externo USB

Es posible que no podamos conectar nuestro disco duro externo porque esté dañado o tenga algún problema de conexión interno. Para comprobarlo podemos probar a conectar nuestro disco externo en otro ordenador. Si es posible, utilizaremos un ordenador en el que ya hayamos conectado previamente un disco duro y lo haya reconocido. En caso de que este ordenador sí reconozca el dispositivo, podremos descartar la opción de que se encuentre dañado.

Otra forma para comprobar si existe algún problema con el disco duro es ver si se encienden las luces cuando está conectado al ordenador. Si no se enciende quiere decir que no está conectado y, por lo tanto, no puede enviar ni transferir archivos. En caso de que ninguna de estas pruebas haya funcionado, te recomendamos que te pongas en contacto con el fabricante o con la garantía, en su caso, para intentar reparar el disco externo.

Cable o entrada USB dañada

Otro de los problemas muy comunes es que el cable de conexión USB esté deteriorado y no establezca conexión, o bien lo haga de forma intermitente. Para comprobar si está aquí el problema utilizaremos otro cable USB para ver si con este cambio podemos vincular el disco con nuestro ordenador. Si aún así sigue sin funcionar conectaremos el USB a otra entrada del ordenador, ya que podría ser un problema de la propia entrada USB. Si definitivamente no funciona, podemos descartar esta opción como causante del problema de conexión.

Disco duro con cable USB

Problemas de vinculación de Windows

Si ninguno de los dos anteriores pasos ha solucionado nuestro problema de conexión, seguramente el problema esté en nuestro PC. En este caso es algo más complejo de resolver, pero simplemente accediendo a la configuración de nuestro ordenador podemos solucionarlo. Puedes asegurarte de que tu ordenador no reconoce el dispositivo conectando un USB cualquiera que hayas utilizado anteriormente, si este funciona nos indica que es un problema de configuración de nuestro PC.

Consejos para que tu PC reconozca el disco duro

A continuación, te daremos unos tips que puedes utilizar para que puedas vincular adecuadamente tu ordenador con el disco duro externo. Si ninguno de estos te funciona, te aconsejamos que te pongas en contacto con un profesional, o con el propio fabricante del disco duro, para solucionar este problema.

Formatear disco duro

Una opción rápida y que puede ser bastante útil es formatear el disco duro. Esto es similar a reiniciar tu disco duro, borrando todos los datos almacenados para empezar a utilizar tu dispositivo desde cero, como si lo acabarías de comprar de la tienda. El punto negativo es que pierdes todos los datos, por eso, si puedes vincularlo a otro ordenador que sí lo reconozca te aconsejamos que transfieras todos los datos para evitar pérdidas innecesarias.

Entradas USB

Para formatear el disco duro tendrás que conectarlo a un ordenador, aunque en algunas ocasiones puedes hacerlo desde el mismo dispositivo, hacer clic derecho sobre el icono USB, y rápidamente aparecerá la opción «Formatear». En caso de que este disco duro no lo reconozca ningún ordenador, lo mejor sería considerar esto como una última opción ya que perderemos todos nuestros datos.

Actualizar controladores del disco duro

Si hemos comprobado que el problema de conexión con el disco duro está en el ordenador, tendremos que acceder a la configuración del mismo para ver si realmente Windows no reconoce el disco duro. Es probable que tu ordenador no tenga instalados, o bien estén desactualizados, los controladores del disco duro. Para solucionarlo tan sólo tendrás que conectar el disco duro externo y seguir los siguientes pasos:

  1. Accede al botón «inicio» de Windows y busca la opción «Administrador de archivos»
  2. Una vez aquí, selecciona la opción «Discos». Aquí encontrarás todos los discos duros que el ordenador haya reconocido.
  3. Selecciona el disco duro que has introducido y clica en «Actualizar controlador». Se desplegará una ventana en la que tendrás que seleccionar la opción «Buscar controladores automáticamente»
  4. Finalmente reinicia tu ordenador y vuelve a introducir el disco duro para comprobar si lo reconoce

Cambia la letra de unidad

Ordenador portátil

Otra de las razones por las que tu ordenador no reconoce el disco duro es que no haya asignado una letra de unidad, que es la forma del sistema para administrar un disco de almacenamiento. Puede deberse a muchas causas como incompatibilidad del formato o, por ejemplo, que la letra ya esté asignada en otro disco externo. Sea cual sea la razón, es muy sencillo de solucionar.

  1. Accede al botón «Inicio» y busca «Crear y formatear particiones del disco». Aquí aparecerán los discos que reconoce el ordenador
  2. Busca el disco duro que has introducido y comprueba si tiene una letra asignada.
  3. En caso de que no esté asignada, o bien esté repetida, haz clic derecho y selecciona «Cambiar la letra y rutas de acceso de unidad».
  4. Selecciona una letra disponible

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.