¡No funciona! Cómo restablecer el touchpad y corregir errores en Windows 11

touchpad no funciona

El panel táctil (touchpad) de un portátil es un instrumento muy práctico. Siempre que funcione correctamente, claro. En ocasiones nos encontramos con dificultades a la hora de usarlo: el cursor no se desplaza con la fluidez que debería, el clic se queda enganchado, el zoom no responde… ¿Qué hacer cuando el touchpad no funciona?

Por muy bueno y potente que sea nuestro laptop, cuando el panel táctil empieza a dar problemas la experiencia del usuario es muy negativa. Después de todo, el touchpad es nuestro principal punto de interacción con el ordenador, a menos que hayamos optado por conectar un mouse.

Es cierto que algunos fabricantes incluyen en sus dispositivos mejores paneles táctiles que otros. También es verdad que en la mayoría de los casos el mal funcionamiento viene provocado por una acumulación de suciedad, aunque otras veces se debe a fallos de software. Si te encuentras en la irritante situación de tener que lidiar con un touchpad que no funciona bien, aquí te presentamos algunas soluciones que pueden ser de gran ayuda.

Utilizar un solo dedo

dedo touchpad

Sí, suena a broma, pero es la primera solución que debemos intentar. Hay muchas veces en las que pensamos que el panel táctil no funciona, pero lo que sucede realmente es que no lo estamos utilizando bien. Un simple cambio en la forma de apoyar la mano sobre el portátil podría ayudar a mejorar su capacidad de respuesta.

La mayoría de los modelos hacen servir algún tipo de detección cuyo objetivo es distinguir entre el dedo índice y el pulgar. Sin embargo, esta característica funciona mejor en algunos portátiles que en otros. El truco está en intentar usarlo con solo un dedo a la vez. Algo tan simple como efectivo. Si esto no soluciona el problema, pasaremos a explorar otras soluciones.

Limpiar bien la superficie del touchpad

limpiar touchpad

Igual que dedicamos tiempo y atención a limpiar el teclado, debemos hacer lo mismo con el panel táctil. Con el uso diario, sobre esta superficie se acaba acumulando una cantidad de grasa y suciedad invisible. Esa capa que se forma con el paso del tiempo puede terminar afectando a la sensibilidad del panel táctil, acarreando problemas de respuesta.

¿Cómo limpiar un touchpad? Muy fácil. Todo lo que tenemos que hacer es usar un paño suave, humedecerlo con un poco de agua (y también unas gotitas de alcohol) y pasarlo suavemente sobre la superficie. Hay que prestar especial atención alrededor de los botones.

Ajustar la configuración correcta

panel tactil

Los controladores de nuestro portátil nos permiten ajustar algunas configuraciones relativas al panel táctil, a fin de que  podamos personalizar las respuestas a nuestros movimientos. Así se puede acceder a estas configuraciones desde las dos últimas versiones del sistema operativo de Microsoft:

  • Windows 10: Configuración > Dispositivos > Panel táctil.
  • Windows 11: Configuración > Bluetooth y dispositivos > Panel táctil.

Dentro de este menú es posible elegir entre cuatro diferentes niveles de sensibilidad (baja, media, alta y máxima). También vamos a poder activar o desactivar una serie de opciones: Pulsar con un dedo para hacer clic, pulsar con dos dedos para hacer clic con el botón derecho, acercar los dedos para hacer zoom, etc. Es muy probable que realizando unos pocos cambios recuperemos completamente el buen funcionamiento del panel táctil.

Actualizar los controladores

Las actualizaciones de los drivers son fundamentales para el buen funcionamiento de los distintos componentes de nuestros dispositivos. Por suerte, actualizar los controladores es una acción bastante sencilla.

Una forma muy simple de hacerlo es ir al sitio web del fabricante, acceder a la página de soporte al usuario e ingresar allí el número de modelo de nuestro ordenador portátil. Después, solo hay que descargar el controlador más reciente de forma manual e instalarlo.

Detectar problemas de hardware

Si los ajustes de software no surten efecto y seguimos con el problema de que el touchpad no funciona, no queda más remedio que buscar el origen del fallo en el hardware en sí. No todo el mundo es tan osado como para atreverse a abrir el ordenador con un destornillador. Es más: si no sabemos lo que estamos haciendo, es mejor no tocar nada.

Lo más recomendable es llevar el portátil a una tienda de reparación o bien solicitar ayuda al departamento de asistencia técnica del fabricante, sobre todo si nuestro portátil todavía está en garantía. Si no es así, el coste de la reparación puede ser tan alto que tal vez valga la pena plantearse la compra de un nuevo laptop.

El último recurso: utiliza un ratón

mouse

No es lo ideal, pero es una realidad que no podemos pasar por alto: ciertas marcas y modelos de portátiles tienen touchpads de pésima calidad, propensos a estropearse a la mínima. Con ellos, librarse de los problemas es misión imposible.

Por suerte, si el touchpad no funciona, siempre nos queda una salida: volver al mouse de toda la vida. Con cable o, preferiblemente, inalámbrico. Con ellos vamos a poder olvidarnos de los problemas asociados al uso del panel táctil. Al menos en el caso de tener que usar el ordenador, sentados en un escritorio.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.