Cómo terminar con los procesos gracias al Administrador de tareas

Muchos de vosotros sabréis ya que existen programas maliciosos que consumen muchos recursos del equipo y hace que nuestro Windows 10 o nuestro ordenador vaya más lento de lo normal. También existen programas que funcionan de manera anómala que consumen muchos recursos y otros que tras activar unos terceros, también saturan a nuestro ordenador.

A no ser que sea un virus, todos estos procesos o programas se pueden corregir gracias al Administrador de Tareas de Windows. Este administrador nos permite no sólo terminar con esos programas maliciosos sino que también detectar cual es el programa que nos “ralentiza” el ordenador.

Primero hemos de abrir el Administrador de Tareas de Windows 10 para poder realizar cualquiera de las opciones anteriores. Para ello hemos de pulsar las teclas Ctrl + Shift + Esc o directamente ir al menú de Inicio y en Buscar insertar las palabras “Administrador de Tareas” para que aparezca el icono del Administrador de Tareas.

Windows 10 en estado latente consume un 30% de recursos según el Administrador de Tareas

Tras abrir este administrador de tareas, nos aparecerá una ventana con varias pestañas. Hemos de ir a la pestaña “Procesos” donde aparecerán todos los programas y aplicaciones que se están ejecutando en ese momento. De cada aplicación aparecerá el consumo de CPU, la memoria ram, el almacenamiento interno que ocupan, etc…

Por lo general, Windows 10 cuando no está ejecutando ningún programa, tiene un consumo general del 30%, si estamos ejecutando varias aplicaciones, este consumo se eleva hasta el 60% pero si es más, estamos ante una o varias aplicaciones que consumen nuestros recursos de manera exagerada. Así que localizamos estas aplicaciones y las detenemos. Para ello las seleccionamos y pulsamos sobre ellas con el click derecho.

Ahora nos dirigimos a “Terminar Proceso” y listo. Así hemos de hacerlo con cada programa que creamos que consume muchos recursos. La lista de programas que nos aparece, normalmente suele tener abreviaturas, para saber a que programa hacen referencia y no terminar con el proceso del administrador de archivos, por poner un ejemplo, podemos usar el buscador web. En cualquiera de ellos aparece el significado de los programas no peligrosos y los más peligrosos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *