Trucos para acelerar el funcionamiento de Windows 10

Windows 10 es ya el sistema operativo usado por la mayoría de los usuarios. Se trata de un sistema que nos da más opciones y que funciona mejor que versiones anteriores. Aunque, puede que nuestro ordenador con esta versión del sistema operativo funcione lento. Y esto es algo que resulta muy molesto. Por suerte, hay maneras de lograr que el funcionamiento se acelere.

Tenemos disponibles muchos trucos para acelerar Windows 10. Sobre estos trucos os hablaremos a continuación. Porque os dejamos con algunos trucos y consejos que os serán de ayuda para que Windows 10 funcione mejor en vuestro ordenador.

Lo mejor de todo es que se trata de trucos sencillos y que podéis hacer sin problema alguno. Gracias a ellos podréis tener un mejor rendimiento en vuestro ordenador. Así que seguro que son del interés de muchos de los usuarios. Estas son las mejores maneras de acelerar Windows 10.

Usa la función de mantenimiento de Windows

Puede que Windows se ejecute lentamente porque haya un problema interno en el sistema operativo. Pero esto es algo que podemos solucionar usando la función de mantenimiento que viene en Windows 10. Así el problema se soluciona y el ordenador vuelve a funcionar bien. Para ello tenemos que acceder al panel de control. Dentro del mismo acudimos al apartado de Sistema y seguridad y a continuación a seguridad y mantenimiento. Allí nos encontramos con la función que nos ayudará a encontrar el fallo.

Personaliza tu plan de energía

Lo más habitual es que establezcamos un plan energético que consuma menos, ya que así la batería del portátil va a durar más tiempo. Aunque en muchos casos puede afectar al funcionamiento del PC y hacer que funcione más lento. Porque los planes de energía determinan la rapidez con la que el sistema se ejecuta. Por eso, si queremos que el equipo funcione al máximo, podemos configurar el plan energético.

Tenemos que acudir al plan de energía que tenemos en la actualidad. Para ello acudimos a opciones de energía (lo podemos escribir en la barra de búsqueda). Allí, tenemos que configurar el plan de energía que tenemos en alto rendimiento. De esta manera vamos a evitar que afecte al rendimiento y el ordenador funcione más lento.

Reiniciar el PC

Puede sonar algo estúpido, pero esto es algo de enorme utilidad. Especialmente si no sueles apagar el ordenador y lo tienes en funcionamiento durante bastante tiempo. Porque a lo largo de este tiempo Windows 10 ha ido acumulando procesos. Algo que provoca una ralentización en el funcionamiento del sistema y el ordenador. Por eso, cuando reiniciamos el ordenador lo que estamos haciendo es que esos procesos finalicen. Así, volvemos a comenzar el ordenador de cero. Además, borramos archivos innecesarios de la RAM al hacer esto.

Optimiza los procesos de inicio de Windows 10

Se trata de las aplicaciones que se ejecutan en el momento de arrancar el ordenador. Esto provoca que el arranque del sistema sea algo más lento. Por lo que acaban limitando de forma notable la velocidad del ordenador, incluso una vez haya terminado el arranque. Así que se recomienda hacer algo. Ya que cuantos más procesos haya abiertos, más tiempo tarda en funcionar de forma plena.

Lo que tenemos que hacer es acceder al administrador de tareas y nos situamos en la pestañas de inicio. Allí nos van a salir las herramientas que se ponen a funcionar cuando arrancamos Windows 10. Tenemos la posibilidad de deshabilitar algunas si lo consideramos oportuno. Esto ayudará a un mejor funcionamiento y un arranque más rápido.

Eliminar archivos temporales

Windows 10 almacena muchos archivos temporales, demasiados se podría decir. Pero esto acaba afectando al rendimiento de nuestro ordenador con el paso del tiempo. Por eso, se recomienda eliminar cada cierto tiempo los archivos temporales. Ya que así el ordenador funcionará mejor. La mayoría se suelen almacenar en la carpeta Temp. Por lo que simplemente tenemos que acudir a esta dirección: C:\Windows\Temp.

Allí dentro podemos borrar todos los archivos que haya en la carpeta. Son todos estos archivos temporales que provocan que Windows 10 funcione más lento de lo que debería. Una manera muy rápida y sencilla.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *