Cómo utilizar programas portables

pendrive

Hace unos días publiqué un artículo en el que os informaba de que son los programas portables y la utilidad que tienen en el día a día de gente que necesita ejecutar aplicaciones a diario pero en diferentes ordenadores, ya sea porque se dedican a repararlos o bien porque tiene que vender sus servicios a empresas. En este caso, las aplicaciones portables siempre son la mejor solución si queremos enseñar el trabajo en bruto, a un cliente para que nos señale las modificaciones que considera necesarias en nuestro trabajo. Programas de edición de fotografías como Photoshop o de diseño como CoreDraw no se encuentran instalados en muchos ordenadores y hace uso de aplicaciones portales en la mejor solución para este tipo de casos.

Como también comenté en mi artículo anterior, las aplicaciones portables son creadas por los desarrolladores para poder facilitar su uso en más dispositivos, pero no todos los desarrolladores están interesados en hacer que sus aplicaciones se puedan ejecutar desde una unidad USB. De hecho, las aplicaciones más conocidas como Photoshop, Office y demás nos disponen de este tipo de versiones, al menos de forma oficial, sino que tenemos que acudir a páginas web donde están disponibles para su descarga.

Las aplicaciones portables, por regla general, y según el tamaño que ocupen no suelen ofrecernos las mismas funciones que las versiones finales que se instalan en los ordenadores, sobre todo cuando hablamos de programas de diseño o de edición de vídeo, ya que la cantidad de almacenamiento y la consulta de las librerías necesarias para su funcionamiento puede volver la ejecución de la aplicación en un auténtico dolor de cabeza por la lentitud para realizar cada una de las acciones que queramos.

Ejecutar este tipo de aplicaciones es tan sencillo como conectar el pendrive al ordenador y buscar el directorio de la aplicación que queremos ejecutar. Una vez dentro, tan solo tenemos que buscar el nombre de la aplicación, que llevará la extensión .exe y el icono de la aplicación para poder ejecutarlo sin ningún tipo de problemas en nuestro ordenador. Hay que tener en cuenta que la velocidad de escritura y lectura de los pendrive está limitada al tipo de conexión USB que disponga nuestro ordenador y a la unidad utilizada. Actualmente los puertos USB 3.0 son los más rápidos en cuanto a velocidad y transferencia de datos, pero a día de hoy son muchos los ordenadores que todavía utilizan la segunda versión de USB.


2 comentarios

  1.   kjbturok dijo

    Revisa el texto que se ha usado varias veces la palabra “Portales”.

    1.    Ignacio Lopez dijo

      Dichoso corrector. Al final se me ha colado más de uno después de haberlo revisado.
      Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *