Windows Phone queda en estado residual en la última estadística

Lo de Windows Phone y Windows 10 Mobile es una muerte anunciada. Los desarrolladores y la propia Microsoft comenzaron a mirar a otro lado cuando dejaron de llegar grandes aplicaciones a la tienda de Microsoft. Las aplicaciones son el principal motivo que hace a los usuarios decantarse por un sistema operativo u otro, y a pesar de su estabilidad, Windows Phone no ha dado la talla en ese aspecto. Por ello, y a pesar de haberse convertido durante algún tiempo en la tercera alternativa, detrás de Android y iOS lógicamente, Windows Phone pasa a ser un sistema operativo residual, a la altura del también fallecido BlackBerry OS.

El equipo de Kantar ha vuelto a elaborar su típica estadística para comprobar la salud del mercado de telefonía móvil en la actualidad, y los resultados para Windows Phone son auténticamente devastadores. En España, Windows Phone ha descendido desde el 0,8% hasta el 0,4% entre enero de 2016 y enero de 2017, un declive imparable. En Estados Unidos de América, la caída es más grave, pasando desde el 2,6 de enero de 2016, hasta el 1,3 que presentaba en enero del presente año.

Si miramos al Viejo Continente, los datos generales en Europa apuntan a un descenso desde el 6,4 de enero de 2016, hasta un 2,7 de enero de 2017.  En definitiva, Windows Phone no ha dado la talla en términos de aplicaciones, ya que el sistema operativo en general corría como cabía esperar de los dispositivos que presentaba, todos oscilando entre la gama media y gama baja, centrándose principalmente en las capacidades fotográficas. Es por ello, que podríamos pasar a considerar Windows Phone un sistema operativo móvil extinto, si bien es cierto que aún hay quien sigue usándolo, no supera sistemas como BlackBerry OS, que dice mucho de una compañía que lleva bastante tiempo fuera del mercado, literalmente.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *