Cómo activar el control parental en Windows 10

Niños en frente de un pc.

Cada vez son más los niños pequeños que tienen acceso a un ordenador o a un equipo con Internet. Esto no es nada malo, ni mucho menos, pero si que puede ser un problema si los niños no tienen un filtro que ayude a que no vean contenido inapropiado.

Las últimas versiones de Windows 10 incluyen herramientas al respecto. Estas herramientas pueden ser controladas desde los ajustes de nuestra cuenta de Microsoft y nos permiten no sólo controlar el contenido que pueda ver el menor sino también limitar los juegos online de la Xbox a los que tiene acceso.

El control parental en Windows 10 tiene dos fases o dos partes. Una de estas partes es dentro del propio sistema operativo. En la creación de cuentas, podemos agregar cualquier cuenta y cuando creamos la cuenta nos pregunta si queremos añadir una cuenta de un menor o un adulto. Para que el equipo funcione correctamente, hemos de añadir al menos dos cuentas, una cuenta de un adulto y una cuenta de un menor. Para crear una cuenta nueva, sólo hemos de ir a Configuración –> Cuentas –> Familiar y otras personas. Es importante crear una cuenta de correo Outlook para esa persona ya que se vinculará a nuestra cuenta de Outlook.

Una vez que hemos vinculado la cuenta, para configurar el acceso hemos de ir a nuestra cuenta de Microsoft desde cualquier navegador web y acceder a nuestra cuenta. En ella nos permitirá configurar cualquier parámetro de las cuentas asociadas a nuestro usuario. En Actividad nos indicarán que páginas, sitios y elementos se han consultado últimamente. En limitar aplicaciones podemos introducir la edad del usuario y delimitar así las aplicaciones y videojuegos que se puede utilizar en Microsoft Store. En tiempo en pantalla podemos ver cuanto tiempo se pasa delante del ordenador y cuánto tiempo queremos que pase el menor delante del ordenador.

Estas funciones son muy interesantes para controlar el acceso de los menores delante del ordenador, pero hay que recordar que hay algunas aplicaciones que se escapan a este control, como los navegadores que no son de Microsoft, los cuales no pueden enviar la información a la cuenta de Outlook. En cualquier caso es un mal menor si estamos hablando de la seguridad de nuestros menores ¿no creéis?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *