Cómo actualizar Windows 7 a Windows 10

Windows 10 está operativo desde julio de 2015

Desde 2015 que Microsoft dio la posibilidad a sus usuarios de actualizar Windows 7 a Windows 10 de forma totalmente gratuita. La razón fue conservar a sus clientes potenciales y evitar la migración de estos a otros sistemas operativos. Además, la forma de actualizar entre diferentes versiones fue tan cómoda que tuvo una gran acogida. En anteriores artículos te contamos qué versión de Windows 7 correspondía con su homóloga de Windows 10. En este post te contaremos los pasos necesarios para una actualización óptima de Windows 10.

Te recomendamos que actualices desde la versión de Windows 7 a Windows 10 de forma gratuita. ¿Por qué? La razón es que las versiones de pago suelen costar entre los 135 y los 279 euros. Si se realizar con la forma gratuita no tendrás que pagar nada y la instalación cubre con las mismas características que la versión de pago. Si luego de instalar la última versión quieres alguna edición en concreto como la PRO ya podrás pagar la diferencia.

Qué hacer antes de actualizar

Es recomendable seguir una serie de recomendaciones para reducir al mínimo la probabilidad de que algo pueda salir mal y tengamos problemas. Lo primero que debemos hacer es asegurarnos de tener nuestro Windows 7 actualizado con todos los parches publicados hasta su final de soporte. De esta manera estaremos solucionando pequeños fallos de código que puedan dar lugar a problemas a la hora de actualizar. Además, también debemos asegurarnos de tener los drivers lo más actualizados posibles, evitando así posibles problemas de compatibilidad.

A continuación, debemos desinstalar de Windows todo programa antiguo que pueda dar problemas. Si tenemos todos los programas instalados en sus versiones más recientes, podemos saltarnos este paso, ya que si alguno de ellos da problemas lo desinstalará el propio asistente. Lo que sí deberíamos desinstalar es el antivirus y los programas que puedan causar conflictos con el proceso de actualización.

También es recomendable desconectar todos los periféricos que tengamos conectados por USB al ordenador, como memorias USB, discos duros externos, impresoras, etc. Se recomienda dejar el PC lo más limpio posible, con teclado, ratón, cable de red, HDMI y nada más. En caso contrario, Windows 10 puede que lo detecte como extraño y no se realice una instalación adecuada de estos componentes.

Por último, debemos hacer una copia de seguridad de nuestros datos. Es raro que, si hemos seguido los pasos anteriores, el proceso de actualización falle. Y, si lo hace, este volverá de nuevo a Windows 7 y tendremos el equipo tal como estaba en el momento de empezar la actualización. Sin embargo, siempre hay una pequeña probabilidad de que algo salga mal. Y, por ello, es más que recomendable tener una copia de seguridad de nuestros datos más importantes. Por lo que pueda pasar.

Actualización a Windows 10

Una vez hayamos realizado todos estos pasos previos, deberemos dirigirnos a la página de descarga de Windows 10. Una vez hecho esto, lo que debemos hacer es descargar la herramienta de creación de medios, algo que podemos hacer desde el anterior enlace.

La descarga de Windows 10 puede ser muy larga por lo que ten paciencia

Esta herramienta nos dará la posibilidad de elegir si queremos actualizar nuestro PC ahora o crear un medio de instalación. Elegiremos la primera opción. Continuamos con el asistente y, como veremos, no se nos pedirá ninguna licencia. Y en el raro caso de que nos pida una clave, la que debemos introducir es la de Windows 7 o Windows 8.1, la clave de nuestro ordenador.

El proceso de actualización (de Windows 7 a Windows 10) es largo, por lo que debemos esperar con paciencia. Y si todo va bien, además, respetará todos nuestros programas y nuestros archivos personales.

Cuando termine, ya podremos empezar a utilizar Windows 10. Además, cuando acabe la instalación, recomendamos ir al apartado de Configuración > Actualización y seguridad > Activación para comprobar que nuestro Windows está correctamente activado. La clave ya ha quedado vinculada a la Cuenta Microsoft. Ahora, si queremos, podemos formatear e instalar Windows 10 de nuevo en nuestro PC, ya que se activará automáticamente tras instalarlo e iniciar sesión en el PC.

Errores en la actualización a Windows 10

Desinstala el antivirus

Puede que el culpable de ello sea también algún programa. Sobre todo, si usamos versiones viejas de cualquier antivirus. Si tenemos pensado actualizar nuestro ordenador a Windows 10 y no queremos problemas, lo mejor es desinstalar temporalmente el antivirus. Cuando instalemos el nuevo sistema operativo este vendrá con Windows Defender por defecto, por lo que no tendremos que preocuparnos por los virus.

Desconectar dispositivos no esenciales

Antes de comenzar la instalación prueba a desconectar todo hardware no esencial, aquellos dispositivos que no son necesarios para que el equipo encienda y funcione. En caso de que estemos instalando Windows 10 desde una memoria USB, probaremos a desconectarla una vez el sistema se inicie por primera vez luego de empezar la instalación.

Actualizar controladores

También es muy importante actualizar todos los drivers de nuestro ordenador, especialmente el chipset, los de audio, la red, USB y los gráficos. Los drivers antiguos son una de las causas por las que más se cancela el proceso de actualización y puede dar error. Podemos actualizarlos a mano, o usar un software, como IObit Driver Booster, para poner todo nuestro PC al día.

Si queremos saber si tendremos algún problema de compatibilidad, en el siguiente enlace podemos ver una lista completa con todos los problemas de compatibilidad, de software y drivers, reconocidos por Microsoft. Y también sus posibles soluciones.

Comprobar los requisitos

Puede que todo parezca ir bien para poder dar el salto de Windows 7 a Windows 10 pero, a la hora de la verdad, nos encontremos con que el proceso de instalación (o simplemente al usar la herramienta de creación de medios) nos indica que nuestro PC no cumple con los requisitos para poder continuar.

A nivel de hardware, los requisitos de ambos sistemas operativos son iguales. Es decir, necesitaremos una CPU de 32 o 64 bits a 1 GHz, 1 GB de RAM (2 GB en caso de 64 bits) y 16 GB de espacio en el disco duro (o 20 GB en caso de 64 bits). Por tanto, si nuestro PC está corriendo con Windows 7, podrá sin problema con 10. La cosa cambiará si vamos justos y queremos pasar de Windows 10 a 11 como hemos explicado, pero eso ya es otro tema.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.