Como instalar los drivers de un iPhone en Windows

Pasar fotos iPhone a PC

Una de las características del ecosistema de Apple que aprecian los usuarios de sus productos es la integración que tienen todos sus sistemas operativos, lo que permite conectarlos rápidamente sin tener que ir descargando software adicional, drivers o demás parafernalias. Sin embargo, en Windows sucede todo lo contrario, pero no solo con los productos de Apple.

Tradicionalmente, a la hora de conectar un dispositivo a nuestro equipo gestionado por Windows, siempre nos hemos visto obligados a tener que descargar un software adicional para poder hacer uso del dispositivo (si se trata de un teclado o ratón) o poder acceder a su contenido (smartphone, cámara de fotos, tablet…).

Con la llegada de Windows 10 todo eso cambió, ya que es el propio sistema operativo quien se encarga de buscar los drivers necesarios para poder hacer uso del dispositivo que hemos conectado. Aún así es probable que nuestro equipo no pueda hacer su trabajo, debido a que lleva una importante sobrecarga de aplicaciones instaladas, y borradas posteriormente, que contribuyen a que nuestro equipo sea cada vez más lento.

Si tenemos problemas con nuestro equipo y a la hora de conectar tanto nuestro iPhone como nuestro iPad, este no es detectado tanto por el sistema operativo como por iTunes, la primera solución, la que suele funcionar en el 100% de los casos, es volver a descargar iTunes.

Desde hace algo más de un año, podemos descargar iTunes directamente desde la tienda de aplicaciones que Windows 10 pone a nuestra disposición. Si nuestro equipo, no está gestionado por Windows 10 y no tiene acceso a la tienda de aplicaciones, podemos optar por visitar el siguiente enlace donde Apple nos permite descargar iTunes directamente en nuestro equipo.

Una vez lo hemos descargado, debemos proceder a desinstalar la aplicación de iTunes que tuviéramos instalada en nuestro equipo y reiniciar el equipo. A continuación, procederemos a instalar la versión que nos hemos descargado. Una vez haya finalizado el proceso, ya podemos conectar nuestro iPhone o iPad al ordenador para poder acceder a él sin ningún tipo de problema.

Si el problema persiste, la única solución posible es hacer una limpieza de nuestro equipo, ya que los drivers de nuestro dispositivo están cochando con algo dentro del sistema operativo, debido a que el número de aplicaciones instaladas en nuestro equipo es tan elevado que el registro de Windows no acaba de entrar el camino para prácticamente nada y a buen seguro que el problema de drivers del iPhone no será el único.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.