¿Es mejor instalar Windows 32 ó 64 bits?

32-64

Al instalar el sistema operativo Windows en un ordenador desde cero, automáticamente surge la duda: ¿Windows 32 ó 64 bits? Solo hay una forma de responder a esta cuestión, pero para ello antes tenemos que saber de qué estamos hablando exactamente y cuáles son las diferencias entre una y otra opción.

Hay que decir que no se trata de una cuestión menor, al contrario, pues tiene más importancia de la que pensamos. De hecho, instalar la opción incorrecta podría provocar un problema de rendimiento en nuestro ordenador que iría a más con el paso del tiempo, llegando a convertirse en una situación complicada a largo plazo.

32 bits vs 64 bits: Diferencias

Todo gira en torno al procesador de nuestro ordenador. Los hay de dos tipos, de 32 bits (los más antiguos) y los de 64 bits. En la actualidad, casi todos los nuevos modelos de ordenador que salen al mercado vienen con un procesador de 64 bits incorporado, lo cual se traduce en una mayor potencia.

Como es lógico, los procesadores de 64 bits son capaces de procesar mucha más información a la vez. Sus capacidades superan ampliamente a la de los viejos procesadores. Sin embargo, son muchos los usuarios que conservan sus viejos ordenadores de 32 bits, ya sea por una cuestión sentimental o porque son máquinas que siguen funcionando o bien están destinadas a usos que no requieren tanta potencia.

Básicamente, las diferencias entre una y otra arquitectura se resumen en dos ámbitos:

  • Memoria RAM: los procesadores de 64 bits pueden gestionar una cantidad mucho mayor de memoria RAM. Debido a sus limitaciones, un sistema operativo de 32 bits solo puede aprovechar como máximo 4 GB; en cambio, un sistema de 64 bits puede llegar a alcanzar sobre el papel una capacidad varios millones de Terabytes, aunque esto es una quimera, pues en la actualidad no existe ningún ordenador capaz de alcanzar semejante cifra.
  • Compatibilidad: si usamos las aplicaciones instaladas en nuestro ordenador de una en una, apenas vamos a notar diferencias entre uno u otro sistema. Pero si trabajamos simultáneamente con 3 ó 4 programas (o con algún programa especialmente exigente) con una estructura de 32 bits, los problemas no tardarán en aparecer.

Hay que mencionar otra cosa que es necesario saber para no incurrir en errores es que la nomenclatura x86 se refiere a la arquitectura de 32 bits. En el caso de los 64 bits no hay confusión posible, pues es x64.

¿Cuál es la versión Windows de mi ordenador?

windows 32 o 64 bits

Responder a esta pregunta sí es bastante sencillo. En el caso de tener Windows 11 ya no hay duda posible, como hemos visto antes. Para versiones anteriores del sistema operativo, este es el modo de averiguarlo:

En Windows 10

Los pasos a seguir son los siguientes:

  1. En primer lugar, vamos al menú de inicio y en el cuadro escribimos «Acerca de tu PC» para que se muestre la información básica de nuestro equipo.
  2. En el párrafo que lleva por título «Tipo de sistema» aparece la arquitectura de nuestro procesador y de nuestro sistema operativo (ver el ejemplo de la imagen superior).

En versiones anteriores de Windows

En estos casos, la consulta se realiza del siguiente modo:

  1. Primero hacemos clic derecho en «Mi PC».
  2. Luego seleccionamos la opción «Propiedades».
  3. En la siguiente ventana aparece la sección «Tipo de sistema», que contiene toda la información sobre los bits del procesador y del sistema operativo.

Hay que señalar también otro método que es válido para cualquier versión de Windows: acceder a C: para consultar cuántas carpetas de archivos de programa existen. En caso de ver la de «Archivos de programa (x86)», sabremos que el sistema operativo utilizado será de 64 bits

¿Qué es mejor?

Entonces, ¿qué es mejor para nuestro ordenador? ¿Instalar Windows 32 ó 64 bits? Hay algo que no admite discusión: Los 32 bits están condenados a desaparecer. Es una simple cuestión de tiempo. La señal más clara es que la última versión del sistema operativo de Microsoft, Windows 11, solamente está disponible en la modalidad de 64 bits. Así que la respuesta es directa: 64 bits es mejor.

No obstante, es posible instalar Windows de 32 bit en un procesador de 64 bits (lo cual, por otra parte, no tendría mucho sentido), pero no al contrario.

Actualizar la versión de 32 a 64 bits

Si tu ordenador es antiguo y funciona la versión de Windows 32 bits, es posible (y recomendable) realizar la actualización. Estos son los pasos a seguir:

  1. Comprobar la versión que tenemos instalada, siguiendo los métodos explicados más arriba.
  2. Realizar una copia de seguridad total. No solamente hay que hacer una copia de nuestros datos, sino que también es necesario conseguir las versiones de 64 bits de los drivers de nuestro ordenador.
  3. Instalar versión de 64 bits, descargando previamente la herramienta precisa en la web de descargas de Microsoft. Después, una vez instalada, solo hay que seguir los pasos indicados para su ejecución, que normalmente consisten en hacer clic en el botón «Siguiente» hasta finalizar el proceso.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.