¿Por qué los discos duros SSD son vendidos en 240/480GB y los HDDs en 250 GB, 500GB, etc?

Seguramente que alguna vez os hayáis preguntado por qué los discos duros SSD vienen en tamaños distintos a los discos duros HDD; disco SSD de 120, 240 o 480 GB, mientras los HDD son encontrados a 250GB, 500GB o incluso 1 o 2 TB.

La primera respuesta es puro marketing y podría compararse como los gigabytes usados por un geek de los ordenadores contra los GB usados por el resto del mundo. Pero hay una razón para ello como intentaremos explicar a continuación para resolver ese misterio.

La memoria RAM o de acceso aleatorio está construida y se accede a ella en múltiplos y potencias de dos. Cuando se compra un ordenador los módulos de memoria son de 512 MB o 2 GB. Esos no son realmente megas y gigabytes porque en los primeros años de las computadoras se usaban términos métricos como kilos, que significaban exactamente 1.000 y eran usados como una forma más corta de referirse a 1024. Incluso a día de hoy, algunos sistemas operativos y programas usan el valor “equivocado” de 1024 cuando se calcula tanto la memoria del ordenador como la del almacenamiento.

HDD

Cuando los discos duros fueron inventados, no existían estructuras electrónicas creadas en potencias de dos, así que para vender esos gadgets electrónicos se usaban múltiplos “correctos” de mil cuando se hablaba de la capacidad de almacenamiento. Esto también conseguía el efecto de aparentar ser “mayor” y al marketing siempre le gusta todo lo que sea más grande. Es ese marketing al que le gustan las cifras redondas, por lo que los discos duros comenzaron a ser publicitados en términos de 250 GB o 2 TB.

Los discos duros sólidos están estructurados de tal forma que se parecen más a la memoria de un ordenador que a los discos duros mecánicos (podéis verlo en la imagen a continuación). Un SSD de 240 GB probablemente tiene una capacidad “raw” de almacenamiento más a 256x1024x1024x1024 bites ¿Así que por qué no denominarlo como 256 GB o incluso 275GB? De nuevo, volvemos al marketing donde a las personas les gustan las cifras redondas.

SSD

Otro de los puntos interesantes para ese cambio es que son muchos los que están acostumbrados a que los discos duros nunca tengan la capacidad completa que ha sido dicha. En los discos mecánicos se debía a la diferencia entre la medida binaria/decimal. Con los SSDs, se debe principalmente a algo llamado como “Over-provisioning”. De esta forma, los encargados del marketing del producto toman una cifra redonda que tenga que ver más o menos con el espacio real del disco duro.

“Over-provisioning” es cuando la capacidad de almacenamiento de un SDD es marcada como fuera de los límites. Tu SSD de 256 GB tiene 16GB aparte para un uso futuro, por lo que se queda en 240 GB. Si los controles electrónicos del SSD se dan cuenta que el sector 18 está a punto de recibir un fallo, copiará la información a un nuevo sector en el de 16 GB. Ese sector 18 defectuoso, será permanentemente desactivado y el nuevo sector 18 será marcado en uso.

Nos quedamos con un SSD de 480 GB, por poner otro ejemplo, que seguramente es de 512GB pero mantiene 32 GB para el “over-provisioning. Así que ya resuelta la duda sobre esas cifras más redondas y como los discos SSD juegan a guardarse un poco de memoria para ahorrarse problemas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *