¿Qué hacer si mi ordenador va muy lento con Windows 10?

Windows 10

Una de las fallas más comunes que ha experimentado Windows a lo largo de todas sus versiones es la ralentización. Es decir, al cabo de un tiempo, el sistema comienza a perder su fluidez y los procesos comienzan a hacerse cada vez más lentos. Las causas son múltiples, desde la falta de recursos de hardware para continuar ejecutando rápidamente las tareas, hasta factores de software como la acumulación de archivos basura o la presencia de malware. En ese sentido, seguramente te has preguntado qué hacer si mi ordenador va muy lento con Windows 10 y aquí te daremos la respuesta más completa.

Así, vamos a detallar cada una de las acciones que puedes llevar a cabo de fin de solucionar la ralentización de tu ordenador apuntando directamente a la causa del problema.

¿Qué hago si mi ordenador va muy lento con Windows 10? 7 pasos para solucionarlo

Revisa la información de hardware

Lo primero que debes hacer si tu ordenador va muy lento con Windows 10, es dar un vistazo a las características de hardware del equipo. Esto nos permitirá determinar si el problema se encuentra en la falta de recursos para ejecutar cada tarea con fluidez o si se trata de un asunto de software.

Lo que generalmente se recomienda para hacer este paso correctamente es revisar los requisitos del sistema y compararlos con los de nuestro ordenador. Sin embargo, en este momento los requerimientos mínimos no se orientan a obtener una buena experiencia dentro del sistema, sino simplemente a que su instalación sea exitosa. Además, los recursos del equipo no serán ocupados únicamente por Windows, sino también por las aplicaciones y programas que usaremos.

Por ello, lo más recomendable en estos momentos para usuarios que requieren ejecutar el navegador, aplicaciones ofimáticas y multimedia, es tener un mínimo de 10GB de memoria RAM y un procesador con más de dos núcleos. Si tus necesidades van más allá de esto, como por ejemplo, utilizar Photoshop o programas especializados, entonces comienza por agregar más RAM.

Para verificar la información de hardware de tu ordenador, haz click derecho en el Menú Inicio y luego click en la opción «Sistema».

Abrir Información de Sistema

Esto desplegará una ventana con todo lo que necesitas saber acerca de la memoria RAM, procesador y más.

Información Hardware

¿Ha recibido algún golpe o impacto?

Si todo está correcto con respecto a los recursos del equipo, entonces es necesario rebobinar un poco y recordar lo que ha pasado con tu ordenador. ¿Recuerdas que haya recibido algún golpe o impacto? Esto es crucial, puesto que, está estrechamente relacionado con la ralentización del sistema.

Disco Duro

El disco duro es un componente cuyo funcionamiento se basa en un disco de metal que se mantiene girando para llevar a cabo de los procesos de lectura y escritura. Si el equipo recibe un golpe, puede afectar al disco duro de distintas maneras, desde dañándolo de forma definitiva, hasta corrompiendo sectores. En ese sentido, es aquí donde está guardado el sistema operativo y por ende, si ha recibido algún impacto físico, es probable que complique la lectura y escritura, haciendo la experiencia más lenta.

En este caso, lo ideal para traer de vuelta la fluidez de tu equipo será reemplazar el disco duro por uno nuevo.

Verifica las actualizaciones

Si todo está correcto en cuanto a hardware, entonces debemos apuntar al software cuando mi ordenador va muy lento con Windows 10. El sistema operativo de Microsoft tiene un fuerte arraigo con las actualizaciones, al punto de que puede desestabilizarse un poco si hay novedades pendientes por instalar. En ese sentido, si de pronto percibes lentitud en tu sistema, entonces date una vuelta por Windows Update a fin si ya has instalado todas las actualizaciones.

Para verificar esta información, presiona la combinación de teclas Windows+I y esto desplegará de inmediato la ventana de Configuración del Sistema. Luego, haz click en «Actualización y Seguridad».

Actualización y Seguridad

Ahí podrás ver si se han acumulado los paquetes de mejoras y correcciones que envía Microsoft.

Quita los efectos visuales

Windows 10 es un sistema operativo muy atractivo en el apartado visual, gracias a una excelente combinación de colores, transparencias y animaciones. Mantener todo esto operativo le cuesta recursos de memoria RAM y procesamiento al ordenador, por ello, si quieres reducir la lentitud, lo mejor es desactivarlos. Se trata de una solución muy útil para usuarios con equipos de pocos recursos que no pueden ser incrementados de inmediato.

Para hacerlo, presiona la combinación de teclas Windowsz+R y en la ventana que se muestra pega el siguiente comando y presiona Enter: sysdm.cpl.

Ejecutar comando

Esto desplegará la sección de Propiedades del Sistema, dirígete a la pestaña «Opciones Avanzadas» y luego haz click en el botón «Configuración» de la sección «Rendimiento«.

Propiedades del Sistema

Acto seguido, se mostrará otra ventana llamada «Opciones de Rendimiento» con alternativas para obtener la mejor apariencia o el mejor rendimiento.

Opciones de rendimiento

Selecciona la segunda para desactivar los efectos visuales, haz click en «Aceptar» y listo.

Limita los programas que inician con el sistema

Windows brinda la posibilidad de que ciertos programas arranquen justo cuando lo hace el sistema operativo. Esto es sumamente útil porque nos quita la tarea de ejecutarlos por nuestra cuenta y mucho más, cuando los necesitamos de inmediato encendemos el equipo. Sin embargo, esta opción también tiene un costo importante para los recursos del equipo y si no son suficientes, el equipo puede tener un inicio muy lento.

Por ello, para recuperar un poco el rendimiento del equipo, lo mejor será eliminar estos programas de la lista de arranque. En ese sentido, abre el Administrador de Tareas haciendo click derecho en un espacio vacío de la barra de tareas de Windows y selecciona la opción del mismo nombre.

Abrir administrador de tareas

Luego, dirígete a la pestaña «Inicio» y mira la lista de aplicaciones cuyo estado es «Habilitado».

Deshabilitar programas de inicio

Tu tarea será seleccionar estos programas y luego hacer click en el botón «Deshabilitar». De esta manera, el inicio del sistema operativo será mucho más rápido y podrás empezar tus sin esperar demasiado.

Ajusta el Plan de Energía

El Plan de Energía es una opción que incorpora Windows con el propósito de ajustar el rendimiento del ordenador en función de si este ocupa corriente alterna o batería. Es un apartado reamente útil, sobre todo para quienes tienen equipos portátiles, sin embargo, al estar relacionado con el rendimiento, podría ayudarnos a solucionar el problema de la lentitud.

En ese sentido, haz click derecho en el Menú inicio y haz click en «Opciones de Energía».

Abrir opciones de energía

Esto desplegará una ventana con alternativas para configurar el apagado de la pantalla y la suspensión del equipo. Haz click en el enlace que verás al lado derecho titulado «Configuración adicional avanzada».

abrir Configuración adicional avanzada

De inmediato, se abrirá una nueva ventana mostrando los planes de energía disponibles. Selecciona «Alto Rendimiento» y listo.

Seleccionar plan de alto rendimiento

Esto hará que el ordenador use su máxima poder de procesamiento y por ende, obtendrás más fluidez en la experiencia.

Comprueba la presencia de malware y virus

Los malwares, virus y programas maliciosos en general suelen ser una causa bastante frecuente de ralentización en sistemas Windows. Esto se debe a que generalmente comienzan a ocupar recursos del ordenador para mantenerse cumpliendo con sus tareas, a extremos incluso de colapsar los equipos. En ese sentido, si estás teniendo lentitud al ejecutar las tareas y no tienes problemas de recursos, lo mejor es hacer un examen antivirus.

Esto podemos aplicarlo desde la solución nativa de Windows o desde cualquier alternativa online como Panda Security que accede a varios motores antivirus. Para emplear el antivirus del sistema, presiona la combinación de teclas Windows+I y luego ingresa en la sección «Actualización y Seguridad«.

Abrir actualizacion y seguridad

Ahora, haz click en la sección «Seguridad de Windows» y posteriormente haz click en el botón «Abrir Seguridad de Windows».

Abrir seguridad de windows

Esto abrirá una nueva ventana, haz click en «Protección contra virus y amenazas» y luego selecciona «Examen Rápido».

Examen rápido

De esta manera, el antivirus de Windows procederá a revisar cada rincón del sistema a fin de encontrar archivos y programas maliciosos que probablemente están generando lentitud en tu ordenador.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.